Cafetería de Londres vende los milkshakes más groseros del mundo

Los ingleses han perdido la cabeza con estos “Freakshakes”, unos batidos gigantes que llevan brownies, galletas, tartaletas, malvaviscos, adornos de caramelo, entre otros ingredientes.

La moda de los alimentos abundantes y visualmente “grotescos” está cada vez adquiriendo más fuerza en ciudades como Londres, donde ya tienen varios restaurantes que se dedican a la comida gigante.

Uno de estos lugares es la cafetería y pastelería Molly Bakes, en donde han creado unos milkshakes descomunales y definitivamente no aptos para quienes cuidan su dieta.

Los clientes pueden elegir entre cuatro sabores: chocolate, mantequilla de maní, frambuesa y caramelo.

Los llamados “Freakshakes” están inspirados en una tendencia de alimentos de Australia que fue presentado en julio de 2015. Se trataba de una panadería dirigida por  Gina y Anna Petridis en Canberra, quienes hacían estos batidos con brownies, Nutella y pretzels salados, los cuales rápidamente se convirtieron populares.

Así indicó María Goodman al sitio BuzzFeed, quien no lo pensó dos veces y trajo esta idea para hacerla realidad en la capital inglesa:

Empezamos a hacer los milkshakes porque el año pasado los vi en Instagram, por lo que sólo quería tomar un avión a Australia, pero no me gustó la idea de  estar 24 horas en un vuelo sólo por un batido. Así que compré una máquina especial y decidí hacer mi propia versión.

El Freakshakes – que tiene un valor aproximado de diez dólares y son todo un éxito de ventas- están hechos con helados de la Unión Manufacturera de Helados de Londres y tienen diversos tipos de salsa.

Además, se les agrega brownies, galletas, tartaletas, malvaviscos y adornos de caramelo, todos hechos por la misma cafetería.