“Quiero comer curanto con chapalele”: la oferta gastronómica de Chiloé

En la época estival, la isla aparece como un destino perfecto para aquellos que gustan de la comida tradicional del sur de Chile.

Chiloé es de esas localidades de nuestro país que encanta solo con escuchar su nombre. Esta isla, famosa por sus leyendas como La Pincoya, el Caleuche y el Trauco; no solo vive de las historias. Los platos e ingredientes chilotes son uno de los grandes atractivos de la localidad, obviando sus hermosos paisajes y tranquilidad que no se encuentra en la gran ciudad.

De hecho, en la isla se pueden encontrar productos exclusivos en el mundo, lo que hacen de Chiloé un destino gastronómico único. Además, se puede recorrer todo su territorio visitando la diversidad de ferias costumbristas que se realizan durante enero y febrero. Pero cuidado, que algunas delicias locales son bastante calóricas, pero muy ricas. A continuación te mostramos algunos de los platos, ingredientes  y bocados típicos de la Isla Grande.

CURANTO

curantoserve660x550-1.jpg

Debe ser el plato por excelencia de Chiloé. El curanto es una preparación única donde se utiliza un orificio en la tierra como recipiente. Se debe cavar un hoyo de un tamaño considerable -1/2 metro por lo general-, dependiendo de la cantidad de comida que se pretende cocinar. Se introduce leña abundante prendida y sobre ella piedras grandes a que se calienten; y estas a su vez se cubre con hojas de pangue o nalca. Primero se vierten los mariscos de conchas más duras (tacas, picorocos, caracoles) y luego las más suaves (cholgas, culenes, navajuelas, pancoras). Se finaliza con el decoro de papas con cuero lavadas, legumbres envainadas y las masas (milcaos, chapaleles y mellas- ya hablaremos de ellas-). Un manjar.

MILCAO

milcao660x550-1.jpg

Cuchareando

Uno de mis favoritos. Esta delicia se compone de papa rallada que se licua y se mezcla con puré de papas cocidas. El compuesto se condimenta con sal  y manteca. Se forma una masa que puede a la que se le pueden añadir chicharrones o no, dependiendo del aguante a las grasas que tengas. Finalmente se forman discos del porte de una palma de mano y se preparan al calor del curanto, fritos, al horno o al agua.

CHAPALELE

 

chapalele660x550.jpg

Flickr

Es similar al milcao, dependiendo del plato al que acompañará. Normalmente es harina cruda hecha masa en forma de cuadrado y cocida al agua. Si se cocina en el curanto, se le añade un poco de papa, manteca y sal.

CHOCHOCA

chochoca660x550.jpg

Esta sí es para valientes. La misma masa para el milcao pero con un adicional. Se toma un palo grueso cilíndrico similar a un uslero, pero grande, y se cubre con la masa. A medida que vamos llenando el palo, podemos añadir chicharrones. El tronco se coloca sobre brasas, al estilo “asado al palo” y se va girando, como si fuera un animal. Para evitar que la masa se seque, vamos adobando constantemente con manteca de cerdo. Resulta un producto crocante y muy delicioso, ideal para acompañarlo con una chicha de manzana.

CAZUELA CHILOTA

cordero660x550-2.jpg

bligoo

En una olla se calienta manteca de cerdo y se fríe ajo, pimentón, trozos de carne -ojalá de cordero- y sal. Luego se vierte agua para cocer la carne y a mitad de proceso se el añaden las papas, el arroz y el cochayuyo, que ya estaban cocidos con antelación. Se sirve con perejil y cilantro. De llevar -en vez de cuchayuyo- luche, se debe dejar el alga en agua un día antes.

PAPA

papas1660x550.jpg

mamchiloe.com

 

Si no se dieron cuenta, la papa es un alímento fundamental en el desarrollo de Chiloé. Y es que sus suelos hacen que este tubérculo se desarrolle de formas muy distintas: la isla posee más de 300 especies de papas nativas, cada una con distintas formas y colores.

AJO

descarga660x550.jpg

pimientospicantes.com

Está demás decir la cantidad de propiedades beneficiosas para la salud que tiene el ajo. Sin embargo, no muchos conocen la diferencia entre el ajo común y el chilote; este último es de gran tamaño pero tiene el sabor un tanto más suave.

BONUS: MINGA

file20120611130150660x550.jpg

soychile.cl

Bueno, no es un atractivo gastronómico como tal, pero es una experiencia imperdible. “Minga” es una palabra de origen quechua, cuyo significado es “reunión solidaria de amigos y vecinos para hacer algún trabajo en común, luego del cual comparten una generosa comida pagada por los beneficiados”. Mingas hay por toda América, pero de mudanza y de esta envergadura, solo en Chiloé. Aproveche de presenciar una. Si quiere, ayude, y luego deléitese con un rico curanto.

 

Para probar estas delicias y vivir todas estas experiencias te invitamos a seguir ente LINK para revisar el calendario de actividades gastronómicas y ferias costumbristas de toda la isla Grande de Chiloé.