Singani, el licor boliviano que ha cautivado a las celebridades de Hollywood

Este tradicional licor que ha sido consumido por más de cinco siglos en Bolivia, se ha transformado en la principal atracción en bares y el favorito de varias celebridades de Hollywood.

Cada cierto tiempo, hay una bebida alcohólica de un país extranjero que se transforma en tendencia. Un ejemplo de esto es el Tequila, el destilado proveniente de México que cautivó inmediatamente a los norteamericano y europeos por su fuerte sabor.

Ahora, este mismo fenómeno está ocurriendo con el llamado “Singani”, un trago que ha sido consumido por más de cinco siglos en Bolivia y que ahora está adquiriendo popularidad mundial gracias al director de cine Steven Soderbergh, quien conoció por primera vez este licor cuando estaba rodando el film “Che” de 2007.

singani660x550.jpg

craveonline.com

Según detalla el medio BBC, el cineasta estaba en pleno set de filmación cuando uno de sus colegas bolivianos abrió una botella de Singani. Soderbergh quedó tan impresionado con el trago que se obsesionó con la idea de popularizarlo en Estados Unidos.

En la actualidad, el director de cine tiene su propia marca llamada “Singani 63”, quien vende el licor boliviano en las principales ciudades estadounidenses.

La particularidad de este licor radica en que está hecho de una sola variedad de uva, la blanca de moscatel de Alejandría, cultivada en una región específica de Tarija en Bolivia, y a una elevación de entre 1.800 y 2.200 metros sobre el nivel del mar.

Si bien los bolivianos advierten que este trago produce una fuerte resaca, lo cierto es que está adquiriendo gran aceptación en los bares neoyorkinos, ya que es un trago versátil que puede ser utilizado para hacer, incluso, un martini.

coctel660x550-4.jpg

calendariosaboresbolivia.com

Además se puede beber puro, pero la forma más popular de tomar el Singani en Bolivia es combinado con una gaseosa, limón y hielo, bebida conocida como “chuflay”.

Por otra parte,  Bolivia está considerando incluir al Singani como parte del patrimonio nacional a petición del propio Presidente de Bolivia, Evo Morales, puesto que el trago es transversal y lo toman en todas las clases sociales.

Por ahora, el Singani continúa ganando concursos internacionales y recibiendo favorables críticas en medios norteamericanos, por lo que este elixir promete ser una nueva contribución a la cultura andina.