Prepara una ensalada de aguacate, edamame y quinoa

Una rica y variada ensalada, fusión de los sabores asiáticos y latinoamericanos, que simplemente va a conquistar tu paladar.

En definitiva que hay pocas cosas más ricas que las ensaladas sencillas que tienen ese toque lo suficientemente variado como para que no nos cansemos de ellas. Esta en particular, me parece genial por su contenido de quinoa, y sabores asiáticos.

¿La mejor parte? Es que esta no es la típica ensalada con lechuga, cosa que francamente es un alivio cuando vives en un lugar donde hasta a la ensalada griega le quieren poner lechuga (¡qué barbaridad!). Pongamos manos a la obra para este rico bocado.

Ah y por cierto, si eres celíaco seguro lo sabes pero por si acaso, sí, también es glutenfree.

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1 taza de quinua
  • 1 taza de frijoles de soya sin cáscara, descongelados
  • ½ pepino grande
  • 1 taza de zanahoria rallada
  • ½ aguacate, cortado en cubitos
  • 1 cucharada de vinagre de arroz
  • ¼ de taza de jugo de limón
  • Ralladura de medio limón
  • 1 cucharada de tamari o salsa de soya baja en sodio
  • 1 cucharadita de jengibre rallado fresco
  • 1 cucharadita de miel o néctar de agave

Cómo hacer la ensalada de aguacate, edamame y quinoa

  1. Cocina la quinua en2 tazas de agua hirviendo, o de acuerdo a las instrucciones del paquete. Si compraste uno que no las contenga, nosotros te explicamos cómo. Cuando se absorba el líquido, transfiere a un tazón y deja que se enfríe por completo en el refrigerador.
  2. Mientras tanto, corta el pepino, la zanahoria y el aguacate.
  3. Mezcla el aderezo de vinagre de arroz, jugo de limón, soya, miel, jengibre y la ralladura de limón.
  4. Cuando la quinoa se haya enfriado, agrega las zanahorias, edamames y pepino. Revuelve con cuidado en el aguacate y el aderezo.
  5. Revuelve para cubrir y permitee que los sabores se mezclen durante al menos 10 minutos antes de servir.

Fuente: Wendy Polisi