El pay de grosella de “Blancanieves y los siete enanitos”

Una de las escenas de cocina más deliciosas de la animación, guarda una deliciosa receta.

En definitiva, hay pocas historias que enciendan nuestras fantasías más que aquella de la chica del cabello negro como el azabache y labios rojos como el carmín.

La hemos visto replicada cientos de veces, en series y telenovela. Si somos cien por ciento honestos, este tropo hace su aparición continuamente en la literatura del siglo de oro: personificada en la criada pobre, pero de buen corazón, que al final descubre que es hija de algún noble y se puede casar con su príncipe, duque, o marqués. Usted elija.

Sin embargo, es una narración que no deja de fascinarnos. Y para muestra, las dos últimas interpretaciones de la historia: Snow White and the Huntsman y Mirror, Mirror.

Puede que la creación de Walt Disney, haya vuelto a desatar el frenesí de las novelas ejemplares con su genial animación. Algo revolucionario a su época, pues fue el primer largometraje animado.

Además de eso, es un filme que incluye de todo: secuencias enternecedoras y también escenas dignas de las peores pesadillas — como ese escape por el bosque tenebroso.

Con todos sus elementos, es un filme maravilloso, que además incluye algunas deliciosas recetas: un delicioso desayuno de avena, o el pay de grosella, que Blancanieves prepara mientras canta la canción más icónica del personaje, ayudada en la cocina por un grupo de animalitos del bosque.

Este pay seguro quedará en su punto, aunque no cantes la canción o te ayuden los animalitos del bosque. Así que pongamos manos a la obra

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 2-4

Ingredientes

  • 1/3 de toda una receta de masa para pay (por cada pay)
  • 1 taza de grosellas, sin semillas y limpias
  • 2 cucharadas de azúcar granulada
  • ¾ cucharadita de jugo de limón
  • 1 ½ cucharaditas de fécula de arrurruz (también puedes usar maicena o tapioca)
  • 1 huevo

Cómo hacer el pay de grosella de Blancanieves y los siete enanitos

  1. Precalienta el horno a 190 grados C.
  2. En un tazón pequeño combina las grosellas, azúcar, jugo de limón y el almidón. Revuelve para combinar. Las bayas deben quedar cubiertas en la mezcla. Deja reposar a temperatura ambiente.
  3. Prepara la masa para pay y coloca sobre el molde a utilizar.
  4. Coloca la mezcla de grosella en la corteza de pastel. Crear una tapa de reja, cortando tiras de la masa sobrante y colocando la primera capa en una dirección y la segunda en otra, creando cruces con ellas.
  5. Combina un huevo y una cucharadita de agua; bate para combinar completamente. Cepilla suavemente el borde pastel con la mezcla.
  6. Coloca el pay en bandeja de horno y hornea por 25 minutos o hasta que la parte superior comience a dorarse. Verifica que el resto esté cocido.
  7. Si el batido de huevo se ha seca, aplica otra capa para garantizar un resultado brillante.
  8. Retira y deje enfriar completamente antes de servir o comer.

Fuente: Boulder locavore