Prepara un dorado empapelado con cebolla y cítricos

Aprende cómo realzar el delicado sabor de este delicioso pescado.

El dorado, también conocido como damita o pirayú, es un pez de agua dulce que vive en varios ríos y lagos de Sudamérica. Tiene un sabor suave aunque su carne no lo es tanto como la de otros peces.

Como todos los pescados de sabor delicado, puede acompañarse con otros sabores como la cebolla o la naranja, que lo realzan. Aquí usamos justamente esos dos ingredientes. ¡Te encantará el resultado!

Ingredientes

  • 4 postas de dorado de unos 200 gr cada una
  • 1 cebolla amarilla
  • 2 naranjas
  • 1 limón amarillo
  • 6 dientes de ajo
  • 3 cucharadas de aceite de cacahuate o de ajonjolí (sésamo)
  • 50 gr de azúcar
  • 200 gr de pasitas (opcional)
  • sal y pimienta al gusto
  • papel aluminio o encerado

Cómo preparar el dorado empapelado con cebolla y cítricos

  1. Pela las naranjas, retírale el albedo (la parte blanca) a las cáscaras y córtalas en tiras finas.
  2. Colócalas en una olla, cúbrelas con agua fría y lleva a ebullición. Escurre. Repite este procedimiento dos veces más. Con esto les quitarás el sabor amargo.
  3. Vuelve a cubrir con agua fría, agrega el azúcar y coloca a fuego medio, removiendo constantemente hasta que el líquido se evapore casi por completo. Reserva.
  4. Pela la cebolla y córtala en rodajas muy delgadas.
  5. En una olla calienta el aceite de cacahuate o ajonjolí y acitrona en él las rodajas de cebolla.
  6. Agrega las pasitas si así lo deseas y cubre apenas con agua. Cocina a fuego lento removiendo constantemente hasta que el líquido seque casi por completo y las cebollas estén caramelizadas.
  7. Sobre un pedazo grande de papel aluminio o encerado, coloca una posta de pescado con la piel hacia abajo. Sazona con sal y pimienta.
  8. Coloca sobre el pescado tres dientes de ajo pelados y medio limón amarillo en rodajas (con todo y piel)
  9. Tapa con otra posta de dorado con la piel hacia arriba. Cubre con cebollas caramelizadas y cáscaras de naranja confitadas.
  10. Cierra el papel en papillote, es decir, herméticamente.
  11. Repite la operación con el resto del pescado.
  12. Coloca las papillotes en un refractario. Hornea a 200ºC durante 25 minutos.

Sirve acompañados de arroz o ensalada en cuanto salgan del horno.

Fuente: Y Pola cocina así