Prepara un gratinado de queso de cabra, tomates y calabacines

Corta las verduras en rodajas, añade a una fuente de horno y haz que el horno y el queso hagan su parte del trato culinario.

Sabemos que el gratinado al horno tiene ese toque crocante que hace atractivo cualquier plato. En este caso, son los calabacines -zapallitos italianos- con el tomate los que se someterán al sabor del queso de cabra y el calor del horno.

Un platillo para disfrutar como almuerzo o cena, aprovechando las bondades de un aliño aromático con tomillo, caldo de verduras, aceite de oliva y ajo. ¡Prepárate para disfrutar una delicia en casa!

Ingredientes

  • 400 gr de calabacines
  • 400 gr de tomates
  • 75 ml de caldo de verduras
  • 4 dientes de ajo
  • 200 gr de queso de cabra
  • Tomillo seco
  • Aceite de oliva
  • Sal

Cómo preparar un gratinado de queso de cabra, tomates y calabacines

  1. Precalienta el horno a 180ºC.
  2. Lava y corta los calabacines a rodajas. Haz lo mismo con los tomates y pon todo en el fondo de la una fuente para horno. Añade el caldo por encima y reparte los ajos rallados por encima.
  3. Mételo en el horno durante 10 min a 180ºC. Después desmigaja el queso de cabra por encima, añade el tomillo y un poco de aceite y sal. Déjalo en el horno durante otros 10 minutos.

Fuente: Cocina para emancipados

Foto referencia.