Truco para cortar una pizza y obtener la mejor parte

Dos cortes que no habías imaginado y la pizza se convierte en una oportunidad para comer más y dejar a todos/as contentos/as.

La ciencia y el sabor se reúnen en esta publicación hecha por Verne de El País, una sección de este periódico que registra las últimas curiosidades de la web, donde hoy la pizza, y específicamente quien será el/la favorecido/a en servir cada trozo, tiene un especial protagonismo.

La geometría no falla. ¿Te han pedido cortar una torta redonda en partes iguales y servir? Difícil tarea. Siempre hay quienes quedan tristes porque su porción no es igual a la que tiene la persona de al lado. ¿Cómo lograrlo? Haciendo dos cortes estratégicos por el centro de la pizza o torta (cualquier resultado gastronómico circular), luego de esta acción puedes hacer cortes iguales triangulares para la felicidad de tus comensales y la de tu estómago, porque esos pedazos pueden ser para ti sin ningún problema (a menos que tu consciencia diga: ya repártelos también).

¡Ya tienes la técnica, ahora a cocinar! La próxima vez que elijas el molde redondo para preparar pizza no será problema hacer los cortes para servir; la idea es que tu preocupación sea si añadir pollo, hacerla vegetariana, de pavo o anchoas. ¿Todo junto? Hay paladares para todo.

Fuente: Verne. El País