Prepara un sándwich de queso gratinado, tocino y brotes

Disfruta de este clásico con un toque especial.

Existen combinaciones que aunque suenan extraño tienen un sabor que va perfecto en conjunto. Este sándwich es un muy buen ejemplo de esto. Los clásicos siempre serán clásicos, pero a veces darle un toque innovador los hace aún más especiales.

La manzana contiene mucha fibra y su sabor va muy bien para desayuno, comida, cena, postre y prácticamente para todo. Prueba esta receta y sorpréndete de los diferentes sabores.

Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 1

Ingredientes

  • 2 rebanadas de queso chedar
  • 2 rebanadas de pan de centeno
  • 2 tiras de tocino, frito
  • 3 tiras de manzana
  • 1/2 taza de germen o brotes (puede ser un surtido de éstos)
  • 1 cucharada de mantequilla

Cómo preparar un sándwich de queso gratinado, tocino y brotes

  1. Coloca 1 rebanada de queso en una rebanada de pan. Agrega tocino, manzana, rábanos y cúbrelos con la otra rebanada de queso y pan. Unta mantequilla en cada una de las tapas del sándwich.
  2. Calienta un sartén a fuego medio y coloca el sándwich, con el lado con mantequilla. Deja que se dore y voltea. Repite lo mismo del otro lado.

Fuente: marthastewart