Cómo preparar un cupcake napolitano

Riquísimo postre que sorprenderá a todas tus visitas. ¡No te lo pierdas!

Nada tan rico como un postre que combine varios sabores. Quizás por eso el napolitano sea tan popular, ya que combina tres sabores tradicionales consentidos. Ahora imagina si pusieras esa magia en un cupcake: ¡Maravilla!

Prepara estos deliciosos pastelitos que son ideales para esos eventos especiales, ya que, además, son muy vistosos. Tus invitados quedarán encantados y soprendidos. Recuerda que si los quieres un poco menos pecaminosos, también puedes usar algunas sustituciones para que sean más saludables.

Tiempo de elaboración | 2 horas
Dificultad | media
Personas | 4-6

Ingredientes

Para la parte de chocolate

  • 1/3 taza de cacao en polvo, sin azúcar
  • 1/2 cucharadita de bicarbonato de sodio
  • 1/2 taza de agua hirviendo
  • 1/4 taza de mantequilla sin sal, derretida
  • 2 1/2 cucharadas de aceite vegetal o de canola
  • 3/4 taza + 2 cucharadas de azúcar granulada
  • Extracto de vainilla 3/4 cucharadita
  • Sal 1/4 cucharadita
  • 1 huevo grande
  • 1 yema de huevo grande (reserva la clara para la parte de vainilla)
  • 1/4 taza de crema de leche
  • 1 taza de harina para todo uso

Para la parte de vainilla

  • 1 1/2 tazas de harina para pastel
  • 1 1/2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/4 cucharadita de sal
  • 7 cucharadas de mantequilla sin sal
  • 3/4 taza de azúcar granulada
  • La mitad de una gran vaina de vainilla
  • 3 claras de huevo grandes
  • 1/2 taza de leche
  • 1/2 cucharadita de extracto de vainilla

Para el glaseado de fresa

  • 1/2 taza + 2 cucharadas de puré de fresa
  • 1/2 taza de mantequilla sin sal, casi a temperatura ambiente
  • 1/4 taza de mantequilla salada, casi a temperatura ambiente
  • 2 1/2 – 2 3/4 tazas de azúcar en polvo
  • 1/4 cucharadita de extracto de vainilla
  • 4 gotas de colorante rojo

Cómo hacer los cupcakes napolitanos

Para la parte de chocolate:
Precalienta el horno a 176 grados C. En un tazón, bate el cacao en polvo y bicarbonato de sodio. Con cuidado, vierte el agua hirviendo y bate hasta que desaparezcan las burbujas y la mezcla esté integrada, deja enfriar durante 5 minutos.

Mientras tanto, en un tazón grande, por separado, bate, la mantequilla derretida, aceite vegetal, azúcar granulada, la vainilla y la sal hasta que estén bien integrados, unos 30 segundos. Agrega el huevo y la yema e integra la mezcla de cacao en la crema de leche. Mezcla lentamente la harina hasta que todo quede uniformeCon una cuchara sirve dos cucharadas en los capacillos, dentro de la charola. Déjalos a un lado.

Para la parte de vainilla:
Tamiza la harina de pastel en un tazón mediano. Añade el polvo de hornear y la sal y bate la mezcla 20 segundos, deja a un lado. En la batidora, la mantequilla y el azúcar con semillas de frijol de vainilla a velocidad media-alta hasta que quede pálida y esponjosa. En un tazón separado bate la leche, clara de huevo y el extracto de vainilla hasta que estén bien integrados.

Añade 1/3 de la mezcla de harina a la de mantequilla y azúcar, y bate hasta que se mezclen, y añade la mitad de la mezcla de huevo y leche y mezcla baja hasta que quede uniforme y aumenta la velocidad a media y mezcla 1 minuto. Sigue agregando poco a poco la mezcla mientras sigues batiendo.

Cuando la mezcla quede bien integrada, coloca dos cucharadas de la misma en los capacillos que habías dejado a un lado. Hornea los cupcakes hasta que el palillo salga limpio, unos 16-19 minutos. Deja enfriar en una rejilla. Una vez que estén listos, es hora de colocar el betún de fresa.

Para el betún de fresa:
Añade 1/2 taza + 2 cucharadas de puré de fresa a una cacerola pequeña. Calienta a fuego medio-bajo y cocina a fuego lento, revolviendo ocasionalmente hasta que se haya reducido un poco, cerca de 10 – 14 minutos. Vierte el puré reducida en un tazón pequeño, y luego congelar hasta que se enfríe (revolviendo de vez en cuando).

En el cuenco de una batidora eléctrica, bate la mantequilla sin sal y sal hasta que quede la mezcla pálida y esponjosa (casi blanca). Agrega 1 taza de azúcar en polvo, y 3 cucharadas cucharadas de puré de fresa reducida, extracto de vainilla, y el colorante rojo y bate a velocidad media. Cuando se integren, añade el resto de 1 1/2 tazas de azúcar en polvo y continua mezclando hasta que la cobertura esté pálida y esponjosa. Entonces añade la 1/4 de taza de azúcar adicional si te parece necesario para alcanzar la consistencia deseada.

Coloca el glaseado en los cupcakes con ayuda de una duya.

Fuente: Cooking classy