Cómo preparar las hamburguesas de avena

Si tienes avena en casa, prueba otra forma de disfrutar las hamburguesas. ¡Descubre sabores en tu próxima aventura culinaria!

Sí, hamburguesas hay muchas. Ya les contamos de 7 tipos de esta preparación para hacer en casa, pasando por la de lentejas, quínoa, zanahorias y, en esta ocasión, una exquisita hamburguesa de avena, aprovechando que con poca cantidad tenemos harto para transformar en esta receta exquisita.

Con estos datos podrás hacer 6 hamburguesas pequeñas, para dos personas. Claramente, si te gustó la experiencia, puedes doblar los ingredientes y cocinar más cantidad. Además, si no quieres usar zanahorias, simplemente cambia la verdura por alguna que sea más amiga de tu paladar.

Las hamburguesas de avena quedan crujientes cuando las pasas por pan rallado, cuidando que el aceite cubra hasta la mitad para que se cocine por dentro y quede con el tono dorado requerido. ¿Al horno? También es posible. Si el aceite está fuera de tu dieta, puedes hornearlas y comprobar cocción cada ciertos minutos.

Como bien explican desde el sitio Vegetarianismo, esta receta no incluye sal porque la salsa de soya ya contiene bastante. Ahora, si no quieres agregar esta salsa, añade una pizca de sal a la mezcla de ingredientes antes de hacer las bolitas para la hamburguesa, unas que también puedes hacer tipo albóndiga, ¡igual de rico!

Personas|2
Porciones| 6 (pequeñas)

Ingredientes

  • 1 vaso (250 ml.) de copos de avena
  • 1/2 vaso de agua (125 ml. aprox.)
  • 2 dientes de ajo
  • 1/2 zanahoria
  • 1/4 de cebolla
  • 1 chorrito de salsa de soja
  • 1 cucharada de comino en polvo
  • 1 ramillete de perejil
  • pimienta negra
  • Pan rallado
  • Aceite de oliva

Cómo preparar las hamburguesas de avena

  1. En un recipiente amplio (un bol o ensaladera) ponemos 1 vaso (250 ml.) de copos de avena. Picamos finamente el ajo, la cebolla y la zanahoria y lo mezclamos todo junto a la avena.
  2. Añadimos una cucharada de comino en polvo, un poco de pimienta molida y el perejil picado muy fino. Agregar medio vaso de agua a temperatura ambiente y un chorrito de salsa de soja. Mezclamos bien la masa con una cuchara o con las manos.
  3. Lo importante en esta receta es controlar la consistencia de la masa. Para ello, podemos ayudarnos de pan rallado. Añadiremos, pues, un poco de pan rallado para que se absorba el exceso de agua (si queda seco, podemos añadir un poquito más de líquido) y amasamos bien. La masa de las hamburguesas debe quedar un poco pegajosa.
  4. Mientras calentamos el aceite donde freiremos nuestra masa de avena, vamos formando con las manos las hamburguesas (puedes untar tus dedos en un poco de aceite de oliva). Podemos, antes de freir, rebozarlas con un poco más de pan rallado, así quedará una textura exterior crujiente.
  5. Freímos en una sartén con aceite suficiente para bañar las hamburguesas hasta la mitad, pues les daremos la vuelta una vez que se tueste un lado. Es fácil saber cuando retirarlas del aceite, pues adquieren un caracteristico color tostado.
  6. Dejamos escurrir el exceso de aceite sobre un papel absorbente y servimos calentitas, acompañadas de ensalada y patatas.

Fuente: Vegetarianismo

Foto referencia.