Cómo preparar una crema de verduras y tabasco

¿Se nubló? Aprovecha para armar esta cremita de verduras con el toque picante del tabasco.

En realidad no hay excusas para una buena crema. Sea invierno o verano el cuerpo necesita una crema de verduras contundente para sentir ese abrazo que dan los aromas y el gusto a una temperatura adecuada. ¿Qué tal si añades un toque picante a esta experiencia de sabor? Agrega unas gotas de tabasco, sólo algunas, la idea es que le de un toque ligero picoso a esta crema reconfortante.

Prepárala al llegar a casa o déjala lista para disfrutarla al día siguiente. Siempre se agradecen los caldos, porque como bien dice la abuela: estos calman el corazón y alimentan el estómago.

Personas|6

Ingredientes

  • Aceite de oliva
  • 1 cebolla mediana
  • 1/2 pimiento verde
  • 1/2 pimiento rojo
  • 30 gramos de harina de arroz (2 cucharadas soperas)
  • Caldo de carne (el necesario para cubrir: aproximadamente 600 ml) Caldo de vegetales o caldo de pollo
  • 600 gramos de patatas (aproximadamente, 5 patatas medianas)
  • 400 gramos de judías verdes (poroto verde) (las usé congeladas)
  • 250 gramos de zanahorias (las usé congeladas)
  • Tabasco

Cómo preparar una crema de verduras y tabasco

  1. Poner en una cazuela de fondo grueso aceite y sofreír la cebolla picadita. Cuando empiece a ponerse transparente, añadir los pimientos picaditos y sofreír. Añadir dos cucharadas soperas de harina de arroz y mezclar bien. Agregar las patatas cortadas a cachelos (sin acabar el corte con el cuchillo, dejando que el final del corte salga sin cortar: sueltan más almidón y mejorará la consistencia de la crema), y cubrir con caldo (yo le puse de carne, pero si se pone vegetal, el plato es vegetariano). Cocer a fuego medio diez minutos. Añadir judías verdes y zanahorias, y dejar cocer diez minutos más. Cuando todas las verduras están cocidas, triturar con la batidora hasta obtener la consistencia de una crema fina y sin grumos. Colar si es necesario. Rectificar de sal y pimienta, y añadir tabasco al gusto. Para esta cantidad, serán necesarias unas 10-12 gotas, pero mejor ir incorporándolo poco a poco hasta conseguir un sabor ligeramente picante, pero no excesivo.
  2. Servir acompañada de pollo asado en trocitos, o de taquitos de jamón, o de verduras, setas, o gambas, salteadas o sola, al gusto.

Fuente: Tengo un horno y sé cómo usarlo