Cómo arreglar el arroz sin sal

Si vemos que el arroz quedó perfectamente graneado, pero al probar notamos que olvidamos la sal, hay un truco para solucionar este pequeño detalle.

¿A quién no le ha pasado? El entusiasmo por la cocina pudo más entre cortes y mezclas, olvidando un ingrediente muy importante: la sal. En en caso del arroz es fundamental, siempre que no tengamos otra forma de dar sabor, como una mezcla de aromáticos ingredientes.

arrozinterior.jpg

(cc) motagirl2 |Flickr

¿Qué hacer en este caso? Si vemos que el arroz quedó perfectamente graneado, pero al probar notamos que olvidamos la sal, hay un truco para solucionar este pequeño detalle.

  1. Para dos tazas de arroz cocido, tomas la misma taza (proporción) con agua caliente y una cucharada de té de sal.
  2. Revolver para que se disuelva completamente.
  3. Con la misma cuchara ir añadiendo agua con sal a la ollita con arroz.
  4. El agua comenzará a bajar y añadirá sal donde antes hubo olvido.

Comprobarás, pasado unos minutos, que el arroz tomó otro sabor y este estrés culinario pasará al olvido. Un secreto simple, que funciona y que se recomienda tener a mano en caso de accidentes. ¿Conoces otro truco para este caso?

Fuente: Días en mi casa