Cómo preparar un sándwich caprese

Esa misma ensalada con origen en la bella Italia, también puede ser un exquisito sándwich.

En tan sólo 10 minutos tendrás un sándwich magnífico para comer bien y salir a disfrutar del día. Imagina esto: esta tierna ensalada caprese que lleva tomate, queso, oliva y albahaca se puede transformar en un almuerzo ideal cuando va entre un pan francés y así salir de picnic, por ejemplo. Lo rico de esta mezcla es que podemos hacer un sándwich, una pasta, bruchettas o un pan de ajo que conquistará paladares.

No te quitará mucho tiempo y el resultado será fabuloso. Descubre otra forma de disfrutar de la ensalada caprese, esta vez en un tentador sándwich con un pesto de perejil que querrás agregar a todas tus comidas. ¡Anímate a cocinar!

Porciones|1

Ingredientes

  • ⅓ pan francés (baguette, o el que sea tu favorito )
  • 1 tomate mediano, en rodajas
  • 3 rebanadas de queso mozzarella
  • 3 cucharadas de perejil Pesto*

Cómo preparar un sándwich caprese

  1. Corta el pan por la mitad .
  2. Agregar las rebanadas de queso mozzarella y rodajas de tomate a lo largo de la parte inferior del sándwich.
  3. Extienda el pesto de perejil en la parte superior del sándwich. Cierra el sándwich.
  4. Pon a tostar el sándwich sobre una tostadora o unos 5 minutos al horno, la idea es que el pan esté crujiente y el queso se derrita un poco.
  5. Retirar, cortar por la mitad y disfrutar.

*Para el pesto de perejil:

  • 40- 50 g de perejil troceado, lo más fresco posible
  • 2 dientes de ajo
  • 2 cucharadas de avellanas, pero también puedes usar nueces o piñones
  • 1/2 cucharadita de comino en polvo, aunque hoy hemos usado nuestro garam masala
  • 2 cucharadas de zumo de limón
  • 1 y 1/2 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de parmesano o grana padano rallado
  • 2 pizcas de guindilla en polvo (ají color o pimentón en polvo)
  • Unos 120 ml de aceite de oliva virgen extra

Añade en vaso de la batidora todos los ingredientes y luego aumentes alguno de estos si lo deseas más salado, más ácido, con más especias, más picante. También puedes que te apetezca más fluido y necesites más aceite. Lo puedes guardar en un bote hermético cubierto de una capa de aceite se conserva durante unos días en el refrigerador.

Fuente: Jessica in the kitchen – Con pan y postre