Cómo preparar los vasitos de caramelo

Una mezcla de bizcocho y crema que fascinará por su textura y buen sabor.

¿Ese almuerzo tan importante es justo este fin de semana? Relájate, el postre ya está lito con esta idea genial para servir vasitos individuales de caramelo.

Una mezcla de bizcocho y crema que fascinará por su textura y buen sabor. Si estarás con muchas cosas que atender, es mejor que el postre lo prepares el día anterior, así se deja reposar más tiempo y favorece su forma.

Anímate a cocinar algo rico y dar gratas sorpresas a la hora de compartir el almuerzo.

Porciones|12 vasitos

Ingredientes

Para la base

  • 4 huevos
  • 100 g de azúcar
  • 75 g de harina de repostería
  • 50 g de avellanas tostadas
  • 2 cucharadas de cacao en polvo

Para la crema de caramelo

  • 1 l de nata para montar
  • 1 paquete de preparado para hacer flan de 4 raciones —en mi caso Royal, el que trae el azúcar incorporado—
  • 250 g de caramelo líquido comprado en el súper

Cómo preparar los vasitos de caramelo

  1. La base. Precalentar el horno a 180ºC, calor arriba y abajo.
  2. Poner los huevos y el azúcar en un bol y batirlos durante 5 minutos con una batidora de varillas.
  3. Incorporar la harina tamizada, sólo removiendo con una varilla, sin máquina.
  4. Machacar los 50 gramos de avellanas en un mortero. No tienen que quedar muy pulverizadas: se tienen que notar los trozos. Incorporarlos a la mezcla anterior sólo removiendo con una varilla, sin máquina.
  5. Cuando estén las avellanas bien incorporadas, poner las dos cucharadas de cacao en polvo y remover.
  6. Forrar con papel de hornear una bandeja de horno de 30×35 cm, y poner la masa, bien extendida, sobre ella. Nos podemos ayudar de una espátula o inclinando la bandeja hacia uno y otro lado, para que la masa se reparta por igual.
  7. Hornear 12 minutos.
  8. Sacar del horno, quitarlo de la bandeja y con el propio papel de hornear, dejarlo en una rejilla hasta que se enfríe.
  9. La crema. Poner en un cazo la nata y el caramelo, cuando esté caliente, poner el contenido del preparado para hacer flan y no dejar de remover con las varillas hasta que empiece a hervir. Retirar del fuego inmediatamente. Dejar reposando un par de minutos.
  10. Montaje del plato. Preparar los vasitos. Cortar, con la ayuda de un cortapastas o del propio vaso, unos círculos de bizcocho que irán en las bases de los vasitos. ¡Ojo! Es importante que el círculo entre muy justo: si lo cortamos pequeño, flotará en cuanto pongamos la crema, y adiós al invento.
  11. Verter la crema encima. Dejar reposar unas horas —mejor de un día para otro—.
  12. Servir adornado con una chocolatina.

Fuente: Webos fritos

Foto referencia.