Cómo preparar las galletas saladas rellenas

Lúcete a la hora de la botana con esta receta que además puedes adaptar y variar al infinito.

Se acerca la temporada navideña y aquí tenemos muchas recetas de pavo, platos fuertes y más. Pero además de la cena oficial, en esta temporada solemos recibir mucho en casa, ¡y las botanas no pueden faltar!

Mientras las galletas saladas suelen ser acompañantes de estos entremeses, ¿qué tal hacerlas un plato en sí? Estas son rellenas y también se les puede llamar rehiletes. Hay dos formas de hacerlas: o integras alguna semilla a la masa, o la extiendes y la rellenas con alguna salsa.

Aquí tenemos cuatro opciones aunque, claro, los rellenos pueden variar según tu imaginación y lo que tengas a la mano. ¡Aprende a prepararlas!

Ingredientes

  • 2 1/4 tazas de harina
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/2 cucharadita de paprika
  • 1/2 cucharadita de semillas de mostaza machacadas
  • 3/4 de taza de mantequilla
  • 1 taza de queso cheddar o manchego rallado
  • 1 huevo

Para el relleno

  • 1 cucharadita de semillas de ajonjolí (sésamo)
  • 1 cucharadita de semillas de amapola
  • 1 cucharadita de pesto
  • 2 cucharaditas de pasta de tomate (puedes tomar algunos tomates secos al sol y licuar con todo y su aceite si no consigues esta pasta)

Cómo preparar las galletas saladas rellenas

  1. Mezcla la harina con las especias, agrega la mantequilla rallada y mezcla con los dedos hasta que tenga consistencia de arena.
  2. Agrega el huevo batido y el queso y mezcla bien hasta formar una masa.
  3. Separa la masa en 4, en una porción, integra las semillas de ajonjolí y en otra, las de amapola.
  4. Forma dos tubos largos con estas porciones de masa, envuélvelos en plástico y mételos al congelador.
  5. Usando el rodillo, forma dos rectángulos planos con las otras porciones de masa, rellena uno con pesto y el otro con pasta de tomate.
  6. Enróllalos a lo ancho para formar dos tubos largos, envuélvelos en plástico y congela.
  7. Mientras, precalienta el horno a 200ºC.
  8. Retira los tubos del congelador y corta rebanadas de masa de .5 cm aproximadamente, colócalas en charolas con papel encerado.
  9. Hornea de 6 a 8 minutos hasta que estén doradas.

Sirve estas galletas como aperitivo, ya sea solas o con un dip que te guste. Puedes variar los rellenos a tu gusto. ¡Provecho!