Prepara una tarta de espárragos y tres quesos

Ponte elegante con esta sencilla y deliciosa receta.

Cuando tenemos alguna ocasión especial, nos gusta lucirnos con un platillo que sea delicioso y que a todos les guste. El problema es que a veces con todo lo que tenemos que hacer nuestro tiempo efectivo en la cocina es realmente limitado. Esta receta es perfecta para sorprender, sin tener que estar pegado a la cocina durante mucho tiempo.

Los espárragos son perfectos para añadir a muchos preparados y sus beneficios son muchos. Agregarlos a tus recetas les dará un giro diferente que todos disfrutarán.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil
Personas | 8

Ingredientes

  • 1 charola con corteza de hojaldre (hecha en casa o comprada)
  • 1 racimo de espárragos bebés, picados
  • 2 cucharadas de aceite extra virgen
  • 2 dientes de ajos, picados
  • 1 chalota pequeña, picada (cebolla)
  • 1/2 cucharadita de hojuelas de pimienta roja
  • 1 botecito de queso ricotta
  • 1 huevo, batido
  • 1 taza de queso parmesano
  • 1 cucharada de tomillo fresco
  • 1 cucharada de ralladura de limón
  • Sal de mar y pimienta al gusto
  • 1 taza de queso Grueyere, en migajas

Cómo preparar tarta de espárragos y tres quesos

  1.  Precalienta el horno a a 200 °C.
  2.  A fuego medio, calienta el aceite de oliva y saltéalos espárragos junto con la chalota durante 7 minutos. Agrega el ajo y las hojuelas de pimienta roja y saltea durante dos minutos más. Retíralos del fuego.
  3.  En un tazón grande, agrega el queso ricotta, el huevo batido, la mitad del parmesano, el tomillo, la ralladura de limón y sal y pimienta.
  4.  Coloca la pasta de hojaldre en una charola rectangular de 40 x 25. Envuélvela en los bordes y pícala con un tenedor varias veces. Hornéala durante 15 minutos. Retírala del horno y deja que se enfríe antes de agregar los ingredientes.
  5.  Distribuye, uniformemente, la pasta de queso y huevo en la base de la masa.Agrega los espárragos salteados, la chalota y el ajo.
  6.  Espolvorea la cubierta con queso Grueyre y parmesano. Agrega tomillo si gustas. Coloca la charola en el horno y hornea de 20 a 25 minutos, hasta que el borde esté dorado y crujiente y el queso se haya gratinado.
  7.  Retira la tarta del horno y deja que se enfríe de 5 a 10 minutos antes de servir.

Fuente: theartfulgourmet