Prepara un Baklava, la receta express de Lider de hoy

Tu cocina merece descubrir este pastel, especialmente si acompaña la hora del té. ¡Un sabor internacional que debes probar!

Los momentos dulces de la cocina internacional se agradecen. Por eso hoy tenemos esta muestra de la gastronomía árabe con mucho sabor a nueces, pistachos y el toque de canela. El baklava es un pastel que merece pasar por tu horno y ser presentado en sociedad al momento de la hora del té.

Tus comensales agradecerán este preparado de la repostería del mundo, que ha llegado hasta tu mesa para compartir lo mejor de los sabores de otras regiones. ¡A cocinar!

Ingredientes

Para el almíbar

  • 1 ¼ tazas de azúcar
  • ½ taza de agua
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 trozo de cáscara de limón
  • 1 trozo de canela
  • 2 clavos de olor enteros
  • 1 cucharada de agua de rosas (opcional)

Para el armado

  • 250 g de nueces, almendras y pistachos, picados grueso
  • 3 cucharadas de azúcar
  • 1 cucharadita de canela molida
  • 1 taza de mantequilla sin sal, derretida
  • 28-32 hojas de masa filo

Cómo preparar una Baklava

  1. Para preparar el almíbar. Mezclar en una olla mediana el azúcar, agua, jugo de limón, cáscara de limón, canela y clavos de olor. Cocinar revolviendo hasta que se disuelva el azúcar. Bajar la temperatura y continuar hasta que el almíbar espese, alrededor de 10 minutos.
  2. Sacar del fuego y retirar la cáscara de limón, canela y clavos de olor.
  3. Agregar el agua de rosas (si se usa) y dejar enfriar.
  4. Preparar el armado. En un bol, mezclar las nueces, almendras y pistachos, azúcar y canela en polvo. Precalentar el horno a temperatura media. Enmantequillar un molde cuadrado para horno.
  5. Disponer las hojas de masa filo, pincelando cada una con mantequilla antes de colocar la siguiente. Disponer 8 hojas de masa filo, espolvorear un tercio de la mezcla de frutos secos con azúcar. Colocar 6-8 hojas más siguiendo el mismo procedimiento.
  6. Espolvorear la mitad de los frutos secos restantes. Repetir las hojas, cubrir con el resto de frutos secos y terminar con 6-8 hojas de masa. Pincelar la última hoja generosamente con mantequilla.
  7. Llevar al refrigerador durante 30 minutos. Con un cuchillo, cortar la baklava en 25-30 rombos. Cocinar en el horno durante 30 minutos y luego bajar la temperatura del horno, para cocinar 15-20 minutos más o hasta que esté dorado. Retirar del horno y rociar de inmediato con el almíbar caliente. Dejar enfriar y servir.