Prepara el pollo parmesano con quinoa

Deliciosa variación de este platillo típico italiano.

Nunca me cansaré de decir cuanto amo la quinoa, es deliciosa y es una fuente esencial de nutrientes. Las pechugas parmesanas siempre conquistan paladares por su rica combinación del pollo con los distintos tipos de queso y, porque al hornearlas y dejar que el queso se derrita, adquieren un sabor único.

Este platillo complementa ese ya espléndido sabor con el rico sabor de la quinoa y todos los nutrientes que provienen de ésta. Lo mejor es que, a diferencia de las pechugas empanizadas, no es necesario usar cantidades industriales de aceite para lograr esa consistencia crujiente que cautiva.

Si pruebas esta receta estoy segura que se convertirá en una de tus favoritas.

Tiempo de elaboración | 45 minutos
Dificultad | Facil
Personas | 4

Ingredientes

  • 1 taza de quinoa
  • 1 cucharada de aderezo italiano
  • 2 pechugas de pollo cortadas a la mitad
  • Sal y pimienta al gusto
  • 1/2 taza de harina
  • 2 huevos
  • 1/2 taza de queso mozzarella rallado
  • 1/4 taza de queso parmesano
  • 1 taza de salsa marinara
  • 1/4 taza de hojas de albahaca

Cómo preparar pechugas de pollo parmesano con quinoa

1. Pre calienta el horno a 200 °C y rocía aceite en spray a una charola para hornear.
2. En un sartén grande, coloca taza y media de agua y cocinar la quinoa según las instrucciones del paquete. Después agrega el aderezo italiano.
3. Sazona el pollo con sal y pimienta al gusto. Ya que estén listas, colócalas sobre la harina, después bate los huevos y sumérgelas en ellos.Finalmente empanízalas con la quinoa.
4. Coloca las pechugas de pollo en la charola para hornear. Introdúcela en el horno y deja que se cocinen durante 20 minutos, hasta que estén doradas. Agrega queso y salsa marinara.
5. Regresa al horno hasta que el queso se derrita, aproximadamente 5 minutos.
5. Sirve inmediatamente y decora con las hojas de albahaca.

Fuente: damndelicious