Cómo hacer la corteza de pay perfecta

¿Quieres que ese pay quede perfecto? Comienza por la corteza.

Se acerca la temporada de calabaza, y ya saben lo que significa (sin que yo tenga que bailar de felicidad frente a ustedes): temporada de pay -pie- de calabaza. Sé que hay muchos pays por ahí, sin embargo ese es, en especial, mi favorito. Algo es seguro, después de probar muchos pays, puedo asegurarles que la parte que es más difícil de lograr en uno de estos sabrosos postres, siempre será la corteza.

No puede quedar demasiado húmeda o seca, demasiado delgada o demasiado gruesa. Hay una consistencia perfecta, y es necesario buscarla si quieres verdaderamente disfrutar de un rico pay. Así que les mostraremos cómo se hace la corteza para este delicioso postre y que te quede perfecta sin batallar.

Ingredientes

  •  2 1/2 taza harina
  • 1/2 taza de mantequilla
  • 1/2 taza de manteca (puede ser vegetal)
  • 1 pizca de sal
  • Agua fría, añade una cucharadita por cucharadita hasta consistencia adecuada se ha formado

Cómo hacer la corteza de pay perfecta

Coloca la harina, la sal, la mantequilla y la manteca en un tazón. Usa tus manos para combinar los ingredientes hasta que se formen piedras pequeñas
Añade agua fría una cucharadita a la vez hasta que la masa comience a celebrar juntos y formar una bola. No añadas demasiada agua, la masa debe quedar suave, pero no demasiado húmeda. Divídela en 2. Divide la masa en dos.

Coloca la bola de masa en papel encerado y aplana. Coloca otro pedazo de papel encerado sobre la parte superior y extiende la masa en un círculo. Asegúrate de que quede más grande que tu molde para pay para que te quede suficiente masa para hacer una linda orilla.

Quita la capa superior de papel encerado y colócala en el molde. Retira el otro pedazo de papel encerado y pulsa la masa en el molde con tus dedos y usa tus dedos para doblar el borde de la corteza. Congela durante 30 minutos para que la masa no se reduzca cuando se hornee.

Pincha la parte inferior de la corteza para evitar burbujeo durante el horneado. Si la receta te pide la corteza bien cocida, hornea a 200 grados. para que la orilla quede perfecta, manténla cubierta con papel aluminio y retírala los últimos 15 minutos de horneado.

Fuente: Your home based mom