Restaurantes se acomodan a clientes que llegan a comer a solas

Más solteras/os, personas que viven solas y desean salir a comer a un buen restaurante sólo por placer, sin la etiqueta de cita, por ejemplo. Es así como los sitios se preparan para recibir de la mejor forma a sus clientes.

En mucho lugares del mundo se repite una tendencia: los hogares se conforman por una persona. Solteros/as, en pareja, pero viviendo solos/as, el gusto de aprovechar el espacio propio, la independencia, entre otros factores que han derivado en una nueva forma de vivir placeres tan cotidianos como la gastronomía. Los restaurantes del mundo, por fin, abren los ojos y comienzan a establecer un nuevo orden en su ambiente para recibir a aquellas personas que llegan a comer a solas, disfrutando de un almuerzo o cena en sus lugares favoritos.

Así lo señala una reciente investigación de la BBC, donde advierten cómo restaurantes del mundo reciben a sus nuevos clientes, los que crecen en masa por diversos factores, según afirma Aaron Allen, consultor de estos locales en Florida, Estados Unidos. Allen hace referencia en que las personas desean casarse más tarde, se divorcian más y estando solos tienen un mayor poder adquisitivo, señales que son alcanzadas por los restaurante para establecer, por ejemplo, mesas para una persona, como es el caso de Eenmal, en Amsterdam.

Otros han optado por agregar más sillas en la barra y motivar a que el personal de servicio sea más amable con los nuevos clientes, conversando con ellos/as, interactuando más, siempre que esto sea del gusto del comensal. ¿Comer a solas es sólo pasar vergüenza? Si bien estos clientes aún salen con sus amigos y disfrutan socialmente, esta tendencia es también un espacio personal, una forma de aprovechar la intimidad, una que hoy está en juicio y condicionada por las nuevas tecnologías, además de antiguas creencias como “lo incómodo” de salir a solas.

El mercado está aprovechando una oportunidad. El restaurante de Amsterdam ya está pensando en abrir nuevas sucursales en Nueva York, Berlín, Londres, entre otras. Las cifras de personas viviendo solas aumenta y la oferta, desde el lado gastronómico, está haciendo sus apuestas. Hacer sentir bien al cliente es el objetivo y están disponiendo de todas sus herramientas para lograr mantener la audiencia con experiencias culinarias agradables.

Fuente: BBC