Cómo preparar polenta a la gorgonzola

¿Aún no cocinas polenta? Fácil de preparar y alta en vitamina B, ya es tiempo de que aprendas cómo cocinarla, para disfrutar de sus bondades y buen sabor.

¿Ya cocinaste la polenta? En sopas, repostería, frita, tartas o al horno con un poco de queso, la polenta tiene esa particularidad de saciar el hambre y entregar una gran cantidad de vitamina B y aporte calórico. Es un alimento fácil de preparar, va con muchas preparaciones y de sabor muy especial; características que la han levado al grado de llamar “polenta” a las personas agradables y simpáticas.

Esta preparación es rápida y no requiere muchos movimientos culinarios, sólo un poco de paciencia y cariño en cada paso -punto importante para que tus recetas queden bien preparadas-. Un poco de hervor en la cocina y luego al horno con queso encima, y listo. Puedes agregas algunas especias de tu gusto para acompañar y complementar el sabor. Un plato distinguido, alimenticio y delicioso. ¡Atrévete a cocinar la polenta!

Tiempo de elaboración|25 minutos
Dificultad|Fácil
Personas|6

Ingredientes

  • 4 tazas de leche
  • 1 taza de polenta
  • 1 ½ de taza de queso Gorgonzola o similar desmenuzada
  • ½ taza de crema de leche

Cómo preparar la polenta a la gorgonzola

  1. Echar la leche y la crema en una olla grande y llevar a hervir a fuego medio. Añadir la polenta gradualmente, batiendo con un batidor de globo o alambre.
  2. Reducir la temperatura a media y cocinar la polenta hasta que esté cremosa, aproximadamente 12 minutos. Sazonar con sal y pimienta. Verter la polenta a un molde o recipiente refractario y espolvorear el queso Gorgonzola encima.
  3. Precalentar el dorador del horno y llevar la polenta para que se dore y el queso se derrita. Servir inmediatamente.

Fuente: Yanuq