Cómo surge el fariseo

Prueba esta riquísima bebida que nace desde un secreto. ¡Descúbrelo!

Seguro estás pensando en todas esas partes en la biblia donde se habla de los famosos fariseos, devotos superficiales y engañosos que aparecen en el antiguo testamento. Pero, hoy no hablaremos de ellos, sino de una rica bebida caliente que lleva su nombre, precisamente, por esa cualidad engañosa. No es la primera vez que hablamos de los ricos estilos para degustar un café, pero, quizá, sí es la primera en la que nos metemos de lleno en su historia.

Resulta interesante cómo algunos platillos surgen a partir de la escasez, otros por la curiosidad, sin embargo, esta bebida nació para esconder un pequeño secreto.

El fariseo como bebida surgió en un día muy específico: el 29 de febrero de 1872, día en que se bautizaba a una bebé de nombre Johana Theodora Katharina. Este se llevaba a cabo en la isla Nordstrand, en Alemania. En aquella época había en la isla un pastor muy estricto: siempre regañaba a su congregación debido a sus hábitos con el alcohol. Los invitados a la fiesta, con tal de no perderse la diversión y ahorrarse un gran regaño, crearon una deliciosa bebida con ron y café.

Le agregaron crema en la parte de arriba para que el aroma del alcohol no se escapara y el pastor no se molestara, a él le sirvieron café normal. En algún punto de la fiesta, se dio cuenta de lo que estaba pasando y gritó a todos los invitados: “¡Fariseos!” (suena a que fue una gran fiesta). Surgiendo así el nombre y la deliciosa bebida. Aquí te dejamos la receta. Disfrútala.

Tiempo de elaboración | 5 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 1

Ingredientes

  • 1 taza agua
  • 1 1/2 cucharaditas cafe instántaneo
  • 1- 2 cucharadas azúcar
  • 2 cucharadas ron
  • 2 cucharadas nata dulce montada

Cómo preparar un fariseo

El agua y el café se calientan a 600 vatios durante 2 1/2 minutos en el microondas.

Añade el ron, el azúcar y sirve en una taza con crema encima.

Fuente: About.com