Cómo hacer los cortes de cebolla

Para saber con exactitud cuáles son los cortes que piden las recetas para las cebollas, acá una guía para no pasarse con el cuchillo.

Típico. Llega hasta tus manos una receta que suena genial, exquisita con tan sólo leer su nombre, pero al llegar a la preparación te pierdes un poco con los cortes de la cebolla. ¿Por qué no es sólo “picar la cebolla”? ¿Qué diferencia hay entre una y otra?

Muchos cortes tienen que ver con formas de cocción, presentación en el plato y preparaciones especiales, por ejemplo, las salsas.

Para conocer un poco más sobre los cortes de cebolla, te contaremos cuáles son los más utilizados y cómo hacer cada uno. Como todo en la vida, es cuestión de práctica llegar a la forma correcta en poco tiempo.

Corte brunoise

Para empezar es válido señalar que el nudo de la cebolla es el extremo que agarra las capas, la que impide que todo quede suelto. Se debe colocar la cebolla con el nudo mirando hacia nuestro lado y cortamos al estilo pluma, pero sin llegar hasta abajo y sin cortar el nudo.Luego se realizan cortes paralelos a la mesa, sin llegar a cortar el nudo. Como no hemos cortado el nudo, la cebolla aun se encuentra unida.
Luego, colocaremos la cebolla con el nudo a nuestra izquierda o derecha y la cortaremos como si fuera en juliana o vayamos a ciselarla. Lograremos un corte de cebolla en cubos pequeños de 1 o 2 mm de lado.
Haciendo este corte se puede utilizar la cebolla para rellenar o hacer salsas.

Corte juliana o ciselada

Otra forma clásica de cortar la cebolla es la juliana o ciselada en la que ya pelada y cortada por la mitad, se ubica el nudo a nuestra izquierda o a la derecha en el caso de ser zurdo. Luego se comienza a cortar la cebolla en rebanadas de 1 o 2 mm de espesor hasta llegar a la otra punta. En este caso la cebolla se utiliza para rellenos finos, salsas, ensaladas y aderezos.

Corte pluma o emincé

¡El ya famoso corte pluma! ¿Por qué? La forma de las cebollas al final de corte emula una pluma, y para lograrlo necesitas cortar la cebolla por la miad, justo por el medio del nudo. Luego, se coloca la cebolla sobre la tabla en que la vamos a cortar, con el nudo mirando hacia nosotros.
Se corta la cebolla en rebanadas de 2 mm de espesor (aproximadamente) comenzando en un costado y hasta terminar del otro. Haciendo este corte puedes usar la cebolla para salsas o rellenos de tartas o tortillas.

Te dejamos con algunas explicaciones sobre cada corte en este video. ¡Pon atención!

Fuente: Cómo hacer para