Quiche de pechuga de pavo y zanahorias

La fantástica combinación de sabores al mezclar zanahorias y carne de pavo sobre una delicada masa, un resultado culinario que será la envidia de paladares lejanos, y la satisfacción de aquellos que están en tu mesa.

Las posibilidades al pensar en quiche son innumerables, al igual existen muchos ingredientes que pueden servir como relleno de esta tarta de origen francés. ¡Una delicia!

Como en esta ocasión en que hacemos una danza entre la carne de pavo y las zanahorias, las que sobre la masa preparada, y el toque de la crema fraiche, harán de este plato la perfecta sincronía de sabores que puedes disfrutar como almuerzo o cena.

Acompaña con un buen vino y una fresca ensalada. ¡A cocinar!

Ingredientes

Para la masa

  • 225 gr. de harina
  • 115 gr. de mantequilla en daditos
  • 1 yema de huevo
  • 3-4 cucharadas de agua fría
  • pizca de sal

Relleno

  • 150 gr. de pechuga de pavo en taquitos
  • 3 zanahorias medianas
  • 1 cebolla pequeña
  • dos huevos
  • 200 gr. de creme fraiche
  • queso rallado
  • aceite
  • sal
  • pimienta

Cómo preparar el quiche de pechuga de pavo y zanahorias

  1. Empezamos preparando la masa, que si queremos la podemos hacer con antelación.
  2. Mezclamos la harina y la pizca de sal con la mantequilla hasta que tenga el aspecto de migas de pan. Añadimos la yema y el agua hasta obtener una masa homogénea. Amasamos sólo lo necesario. La dejamos enfriar en la nevera al menos 30 minutos.
  3. Pasado este tiempo, estiramos la masa y la extendemos sobre el molde, presionando bien. Pinchamos la base con un tenedor y cubrimos con papel de horno y pesas de hornear, o en mi caso, garbanzos. Con el horno precalentado a 190º, horneamos unos 12 minutos. Quitamos el papel y horneamos 10 minutos más, hasta que esté doradita.
  4. Mientras picamos la cebolla bien finita y la doramos un par de minutos en una sartén con un poquito de aceite. Añadimos la zanahoria (en rodajitas, taquitos, rallada, como prefiramos) y dejamos cocinar todo junto unos 5 minutos. Retiramos a un plato con papel absorvente para que escurra el aceite.
  5. Batimos los huevos y mezclamos con la creme fraiche. Salpimentamos.
  6. Repartimos la cebolla, la zanahoria y el pavo en la base de la masa, ya doradita. Incorporamos la mezcla de huevos y creme fraiche. Cubrimos con queso rallado y horneamos otros 20-25 minutos, hasta que cuaje.

Fuente: Evy entre fogones