Champiñones en salsa de vino blanco

Saltea unos frescos champiñones y báñalos en un encanto de salsa al vino blanco, una seducción de sabores ideal para acompañar tu cena.

Ideal para acompañar un exquisito salteado de verduras, un puré de papas o de camote, estos champiñones toman otros colores de sabor cuando se saltean con vino blanco, un ingrediente que en la cocina se utiliza con cariño, todo por entregar cada vez mejores experiencias culinarias.

No te dejes engañar y comprueba cómo una simple preparación puede hacer mucho por tu apetito, dejando un buen recuerdo gastronómico digno de volver a preparar.

Ingredientes

  • 1 kilo de champiñones
  • 1 cebolla, 4 dientes de ajo
  • 1 vasito de vino blanco, pimienta negra
  • un poco de zumo de limón o vinagre (opcional)

Cómo preparar los champiñones en salsa de vino blanco

  1. Sofríe la cebolla en aceite de oliva, echa los champiñones cortados en cuartos. Añade sal al gusto y el vino blanco, y deja que se reduzcan por lo menos 15 minutos. Salpimenta al gusto. Se puede comer solo, acompañado de pan, o como salsa de pasta, o con arroz blanco cocido.

Fuente: Igualdad Animal