Cómo preparar las croquetas de mandioca

Descubre un sabor suave y crocante que proviene de una de las raíces más utilizadas en Brasil y otras regiones de Latinoamérica.

En las paradisíacas playas de Brasil se puede encontrar mandioca, así como en otras regiones de América Latina. Se trata de la raíz de una planta perenne, muy utilizada en la cocina de estos lugares, transformada en diversos alimentos y requerida por su sabor suave y consistencia crocante cuando está frita.

Es en la capital del estado de Alagoas, Maceió, donde encontrar estas croquetas de mandioca es parte de la riqueza gastronómica del lugar, una especialidad que se conjuga con otras exquisiteces de la zona, esas que siempre son agradables al paladar, después de maravillarse con el hermoso paisaje que entregan las tierras de Brasil.

Ingredientes

  • 1 Kg de mandioca
  • 1 cebolla mediana picada
  • 1 diente de ajo chafado
  • media cucharada de cebollina verde picada
  • 1 huevo
  • 2 claras apenas batidas
  • pan rallado el necesario
  • pimienta, sal al gusto

Cómo preparar las croquetas de mandioca

  1. Lavar la mandioca, pelar y cortar en trozos; poner a hervir hasta que esté tierna. Retirar, escurrir y descartar la parte central, aplastar el resto con un tenedor; colocar en una sartén con dos cucharadas de aceite junto con la cebolla y el ajo y dorar levemente. Salpimentar y mover de vez en cuando para que no se pegue.
  2. Retirar del fuego e incorporar la cebollina, un poco de perejil picado y el huevo, mezclar bien y dejar enfriar. Separar con una cuchara porciones de la preparación y con ayuda de las manos formar unas croquetas. Pasar las croquetas por clara batida primero y después por pan rayado. Freír las croquetas hasta dorar. Servir tibias.

Fuente: Euroresidentes