Cómo preparar el tradicional kuchen del sur de Chile

El sur de Chile posee bellezas naturales y grandes historias pero, además, sorprende con su gastronomía, especialmente la pastelera.

Uno de los principales atractivos gastronómicos del sur de Chile es la pastelería, especialmente, el kuchen, sobre todo en la zona de Puerto Varas y Frutillar.

La palabra kuchen es de origen alemán y en Chile se utiliza para hablar de una masa dulce horneada, con crema y frutas, mientras que ellos la utilizan para referirse a los bizcochos de forma general. Tradicionalmente, el apfelkuchen o kuchen de manzana es el que más acompaña las mesas sureñas en la merienda, aunque también se pueden encontrar de frutillas, murta y otras frutas.

A continuación, te contamos cómo preparar uno en casa.

Ingredientes:

Relleno:

  • 4 manzanas medianas peladas
  • 1/2 taza de azúcar granulada
  • 1 cucharada de jugo limón
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 1/4 taza de harina cernida

Masa:

  • 2 tazas de harina cernida
  • 1/4 cucharadita rasa de sal
  • 1 cucharadita de polvos de hornear
  • 125 grs de mantequilla
  • 1 Yema
  • 3 cucharadas de agua fría
  • 1 yema (para pintar)

Cómo preparar kuchen de manzana

En primer lugar, pica las manzanas en juliana (tiritas finas) y mézclalas con el azúcar, el jugo de limón, la canela y 1/4 taza de harina. Luegue, cierne la harina con los polvos de hornear y la sal. Añade la mantequilla y la yema, mezclando con la punta de dos cuchillos hasta formar una masa arenosa.

Posteriormente, añade el agua por cucharadas, una bien, formando una masa en un solo block (sin amasar). Deja aparte la 1/4 parte de la masa y uslerea el resto dejando de 2 ó 3 mm. Forra con ella un molde de kuchen de 22 cm de diámetro, dejando de manera que cuelgue sobre el borde unos 2 cm. Uslerea el resto de masa y corte tiritas largas de 1/2 cm de ancho.

Vierta la mezcla de manzanas al molde y encima forme un enrejado con las tiritas de masa, adhiriéndolas bien en la orilla. Con el borde de masa que se dejó colgando, forme un borde con la punta de los dedos, tratando de ocultar la unión del enrejado a la masa. Pinte con yema el enrejado y borde y lleve a horno moderado 45 a 50 minutos, hasta que dore ligeramente.