La buena mesa en Cartagena de Indias

Los siglos de historia de esta ciudad del Caribe colombiano no sólo se ven en sus calles de adoquines, sino también en cada plato que colman los restaurantes locales.

El primer puerto de América, ubicado a orillas del Mar Caribe, es una ciudad llena de historia, con calles empedradas, arquitectura colonial y una gastronomía tan vasta como los mitos y leyendas que viven en las aceras.

Las mesas en Cartagena de Indias se llenan con la típica comida costeña, es decir pescados frescos como la mojarra y pargo rojo y acompañamientos como ensaladas, arroz con coco y plátano frito aplastado, llamado patacón pisao, además de muchas frutas. También es posible disfrutar de muchos productos del mar, como camarones, cangrejos, ceviche y caracoles.

Al ser un puerto antiguo, la gastronomía de la Ciudad Amurallada ha recibido la influencia de todos sus inmigrantes, como alemanes, ingleses y árabes, por lo que las especias también son protagonistas en algunas de las comidas. Parte de esta mezcla cultural también se puede apreciar en las calles, donde es posible encontrar a las palenqueras o vendedoras de frutas frescas o como salpicón.

Uno de los platos más clásicos es el sancocho, que es una sopa que puede ser de pescado, costilla, rabo, guandú con carne salada, mariscos, tortuga o chivo, incluso, acompañada de tubérculos, verduras y condimentos. Los orígenes de esta comida parecen estar en el ajiaco taíno, el cocino español, la olla podrida española y los estofados.

Otras presentaciones típicas que se comparten con toda la región caribeña son las arepas de huevo, el buñuelito de frijol y la carimañola, que es un alimento elaborado en base a yuca, relleno de carne molida, queso, pollo u otro relleno. Generalmente, se encuentran en los desayunos, como refrigerio rápido o picada.