Vinagreta balsámica de fresas para tu ensalada

¡Magnífico y exquisito! Un aderezo para que tus ensaladas sean más sabrosas con el poder rojo y suave de las fresas.

Nada más delicioso que un exquisito aderezo para que tus ensaladas reconozcan esa dulzura que se desprende de las fresas.

Aburrirte de las ensaladas no es una opción, menos hoy que el sol llegó para quedarse y los días así invitan a degustar ricas preparaciones saludables y deliciosas para combatir el hambre y el calor.

No dudes en preparar esta vinagreta balsámica de fresas para hacer de tus almuerzos una visita gourmet directamente traída desde tu cocina.

Ingredientes

  • 1 fresas frescas
  • 1 cucharadita de azúcar (opcional)
  • una pizca de sal
  • 1-2 cucharadas de agua
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • 1/2 cucharada de vinagre balsámico
  • 1 cucharada de semillas de amapola

Cómo preparar la vinagreta balsámica de fresas

  1. Quitar los tallos de las fresas y cortar por la mitad. En una olla pequeña combine las fresas, el azúcar, la sal y el agua. Calienta a fuego medio hasta que las fresas comiencen a ablandarse y suelte sus jugos. Use una batidora para hacer puré las fresas en una pasta (también se puede usar una licuadora o procesador de alimentos).

    vinagretadefresasinterior.jpg

    abeautifulmess.com

  2. Cuele la mezcla de fresa a través de un tamiz de malla fina y se deja enfriar. Combine el jugo de fresa con el aceite de oliva, vinagre balsámico y semillas de amapola. Pruebe y agregue un poco de sal y pimienta si es necesario.
  3. Almacenar cualquier aderezo restante en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por dos semanas.

Fuente: abeautifulmess.com