Sincronizadas y quesadillas, encuentre las 5 diferencias

¿Conoces en qué se diferencian? Quizás llevas años haciendo una rica fusión de estos dos mundos.

Hay elementos de la comida tan simples, que no muchos escriben sobre ellos. Pero no hay que dejarse engañar, hasta el sandwich más sencillo tiene su truco para transformarse de bueno a exquisito. Diría que el primer ingrediente es amor y las ganas de que quede delicioso, pero ustedes decidan. También han experimentado en la cocina, eso los trajo hasta aquí.

De entre esos platillos sencillos de preparar en casa, están las sincronizadas, unas primas lindas de las quesadillas. Y son lindas porque son un poco más completas que las quesadillas, que en su origen más simple tienen sólo queso y tortilla. Es una de esas recetas infalibles para los estudiantes.

Si no has venido a México, o planeas hacerlo pronto, nunca está de más conocer las diferencias entre las quesadillas y las sincronizadas. Es uno de nuestros platillos simples más consentidos, porque se puede hacer fácil en casa. Y se le puede dar un toque muy profesional agregando una rica salsita roja (para las sincronizadas) y salsita verde (para las quesadillas).

Sicronizada vs. quesadilla

Más allá de saberlas preparar, hay buenas razones para conocer las diferencias entre una sicronizada y una quesadilla, sobre todo si vas a un restaurante, o si vienes de visita a México.

La primera diferencia está en la tortilla: las sincronizadas llevan tortilla de harina, mientras que las quesadillas más tradicionales se hacen con tortilla de maíz, (azul o amarilla, pero esa es otra historia). Además, para una sincronizada se usan dos tortillas en vez de sólo una.

La segunda diferencia está en el relleno: de base puede o no haber queso (los críticos aún debaten si una quesadilla sin queso debería ser llamada así, pero en el centro de México existen las quesadillas sin queso). La sincronizada lleva jamón por excelencia como relleno.

La tercera diferencia está en el queso: una quesadilla “tradicional”, lleva queso oaxaca. Una sincronizada se hace con manchego, o monterrey jack. A las sincronizadas se les agrega crema casi siempre.

La cuarta diferencia está en la textura: Una sincronizada suele tostarse, mientras que las quesadillas se fríen o se tuestan con un poco más de aceite.

La quinta diferencia está en las variedades: Las sincronizadas tienen la versión Tex-Mex, o versión tejana a la cual le agregan frijoles, crema y guacamole.

Pero para que experimenten esas diferencias de sabor y textura, preparen una rica sincronizada en casa:
Tiempo de elaboración | 15 minutos
Dificultad | Súper fácil
Personas | 6

Ingredientes

  • 2 aguacates
  • Jugo de 1 limón
  • Sal, al gusto
  • 24 tortillas de harina chicas
  • 12 rebanadas de jamón
  • 12 rebanadas de queso manchego

Cómo hacer sincronizadas

Machaca la pulpa de aguacate y sazona con limón y sal.

Calienta un comal antiadherente y baja el fuego al mínimo. Sobre él, coloca las tortillas de harina que quepan en una sola capa y pon sobre cada una una rebanada de jamón y una de queso. Cubre con otra tortilla y cocina hasta que se hayan dorado al gusto por ambos lados y el queso se haya fundido.

Repite el procedimiento hasta terminar con las tortilla, jamón y queso. Corta las sincronizadas en cuatro triángulos y acompáñalas con el aguacate.

Foto: (CC) Wikimedia Commons | Flickr
Fuente: allrecipes.com