Para el calor una refrescante sopa fría de aguacate

Excelente opción nutritiva para esos soleados días de verano.

Con el rico calor del verano, nuestra tendencia es buscar soluciones refrescantes. Lo más fácil es tomar cantidades industriales de agua, refresco o cerveza sin pensar más. Esa sensación de frescura bien se puede obtener de nuestros platillos: de un desayuno lleno de frutas, de un gazpacho de tomate y, por qué no, una sopa fría de aguacate.

Sí, como leen: ¡sopa de aguacate! Como les he comentado este fruto de los Dioses ofrece grandes beneficios; Es rico en vitaminas, minerales, ácidos esenciales y fibra. Se puede aprovechar la pulpa y la semilla, no sólo acompañando otros platillos o a manera de guacamole. También se puede agregar a licuados para dar más sabor y consistencia, hasta en sopas frías como está.

Debo decir que ha sido un gran descubrimiento; por los ingredientes que contiene, se puede considerar un alimento alcalino, con varias propiedades importantes — no sólo la característica refrescante —.

  • El chile jalapeño mejora la digestión, es antioxidante, anticoagulante y, su consumo frecuente, reduce los riesgos a un ataque cardiaco.
  • La pimienta de cayena es anti-irritante, antigripal, antifúngica, anti-inflamatoria, antibacteriana, alivia dolores y evita el cáncer — en especial de pulmón e hígado.
  • El cilantro depura el organismo de sustancia nocivas como metales pesados y bacterias.
La receta es muy fácil de hacer y, al probarla, se llevarán una agradable sorpresa. Aunque se trata de una opción vegana, se puede adaptar a todo tipo de alimentación.

Ingredientes

  • 2 1/2 tazas de caldo de verduras, dividido
  • 2 aguacates (paltas) pelados y sin hueso
  • 2 dientes de ajo, picados en trozos
  • 1 jalapeño, sin semillas y picado
  • 1/4 taza de cebolla roja, picada
  • 1 cucharada de jugo de limón
  • 1 cucharada de cilantro fresco, picado
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de pimienta
  • 1/4 cucharadita de pimienta de cayena

Para complementar

  • tomates cherry
  • ralladura de limón
  • crema agria
  • queso cheddar

Cómo hacer la sopa fría de aguacate

En un procesador de alimentos agrega 1 taza de caldo de verduras con el aguacate, ajo, jalapeño (puedes ir calculando al gusto), jugo de limón y cilantro (igual lo puedes ir adaptando). Procesa hasta que qude un puré suave. Agrega el resto del caldo y sazona con sal, pimienta y la pimienta cayena. Mezcla. Coloca la sopa en un refractario y llévalo al refrigerador. Déjalo enfriar al menos 1 hora, no más de 12 horas.

Para servir la sopa, divídelo en dos platos hondos. Decora con tomates cherry, ralladura de limón. Si no eres vegano, puedes agregar crema agria y un poco de queso cheddar rallado.

Fuente: Chilled avocado soup with jalapeño and lime [Vegan] (TreeHugger)
Foto: © Jaymi Heimbuch