Receta para un exquisito pollo al ajo y fettuccine toscano

Una receta para los amantes de la cocina italiana y sus exquisitas pastas cremosas.

Es probable que si eres fanático de la comida italiana, te encanten las pastas cremosas como el fettuccine Alfredo. Pero la verdad es que siempre hay lugar en el estómago y el corazón para una pasta cremosa. Además, cuando lleva ajo, espinacas y crema, sabes que el resultado puede tan sólo ser glorioso.

Ya saben, como toda receta de pasta, uno es libre de elegir el tipo que más le gusta. Esta vez elegimos fettuccine, pero seguro se vería bien con fussili por ejemplo, y sería además más práctica para servir. Esa opción se las dejamos libre.

Tiempo de elaboración | 40 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 3/4 taza de harina para todo uso
  • 1/2 cucharada de sal
  • 1 cucharadita de pimienta
  • 1/2 cucharadita de albahaca seca
  • 1/2 cucharadita de orégano seco
  • 4 pechugas de pollo deshuesadas y sin piel
  • 5 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
  • 1 cucharada de ajo finamente picado
  • 1 pimiento rojo, cortado en tiras finas o en trozos
  • 1/2 taza de caldo de pollo
  • 6 oz de espinaca fresca
  • 1/2 taza de crema de leche
  • 2 cucharadas de fécula de maíz
  • 1 taza de leche baja en grasa
  • 1 taza de queso parmesano recién rallado
  • 1 pasta fettuccine libras

Cómo preparar pollo al ajo con fettuccine

Precalienta el horno a 150 grados. Combina la harina, la sal, la pimienta, la albahaca y el orégano. Cubre bien cada una de las pechugas con esta mezcla. En una gran sartén, calienta 3 cucharadas de aceite de oliva. Coloca con cuidado el pollo empanizado en el aceite hasta cada lado se dore. No cocines todo hasta el final.

En una bandeja de horno con papel de aluminio y rociado con aceite en aerosol, coloca las pechugas de pollo hornea durante 15 minutos o hasta que estén cocidas. Déjalas a un lado.

Mientras el pollo se cocina, en una gran olla, cocina la pasta según las instrucciones del paquete. Limpia el sartén con algunas toallas de papel y añade el aceite de oliva restante, o sea, 2 cucharadas. Sofríe el pimiento rojo picado y el ajo durante unos 2-3 minutos. Agrega una cucharadita de harina y revuelva constantemente durante un minuto.

Agrega el caldo de pollo y lleva a fuego lento mientras bates constantemente hasta que empiece a espesar. Esto debe tomar entre 3 y 4 minutos.

En un tazón pequeño, mezcla la crema y la fécula de maíz. Agrega la espinaca, la crema y la leche a la sartén. Cocina a fuego lento y continua la cocción hasta que la espinaca se marchite. Agrega el queso parmesano.

Sirve los tallarines en sus platos y cúbrelos con la salsa. Agrega el pollo en la parte de arriba, sirve y disfruta.

Recuerda que esta salsa debe ser servida caliente, así que no la dejes lista con demasiado tiempo de anticipación o se secará.

Fuente: Therecipecritic
Foto: Trialx.org