Sepa cómo hacer la mejor carne a las brasas

Preparar carnes a las brasas requiere de dedicación. Las ventajas de cocinarlas de esta forma son variadas, y en esta ocasión queremos que conozcas cuáles son, más otros buenos consejos. Porque saber qué comemos y la forma de su preparación, también es parte de disfrutar nuestras comidas, pasa por este post y entérate de algunos secretos.

¿Un asado con la familia? ¿Disfrutar unas carnes a las brasas en algún restaurante preferido? Pues bien, como buen conocedor de sus comidas, saber cuáles son las ventajas de cocinar a las brasas es esencial para aprender la técnica y no hablar demás. Que no le cuenten historias. Porque preparar el fuego no es sólo el primer paso, hay algunas herramientas esenciales que se requieren considerar para disponer y decir: manos a la obra.

Una de las formas de cocinar más deliciosas y fáciles de hacer

  • Las hortalizas pueden ensartarse en broquetas para darles la vuelta con más facilidad.
  • Las patatas o los boniatos son un buen ejemplo de hortalizas que pueden asarse sobre la parrilla o entre cenizas
  • Los alimentos que cocinemos requieren poca preparación, la brasa ya se encarga de realzar su sabor.
  • Para cocinar a la brasa cualquier hortaliza troceada necesitamos solamente un poco de sal y aceite. Es por lo tanto un tipo de cocina de fácil preparación, económica y muy saludable.
  • Quien cocina a la parrilla se siente bien, porque su entorno suele ser agradable y no se ensucia la cocina de la casa.

Para comenzar, ¿qué herramientas necesito?

Cuando decida hacer su propia carne a las brasas, tenga presente los siguientes utensilios:

  • Leña o carbón
  • Buen corte de carne
  • Verduras
  • Parrilla o barbacoa
  • Broquetas para ensartar la carne y las verduras
  • Pinzas largas para no quemarse

Consejos útiles

Si ya se siente con toda la información requerida, le recomendamos no olvide considerar hierbas para refrescar su asado y hacer que este tome un sabor diferente, podría ser tomillo o romero. Para disponer la carne sobre la parrilla el carbón no debe tirar chispas, tómese su tiempo y espere a que el calor sea uniforme. Sobre el lugar, fíjese que esté despejado de árboles y arbustos que pudieran agarrar el fuego de su asado; cuide que no sean espacios con mucha corriente de aire.
Atención: su carne no debe estar quemada en las orillas, evítelas, puede ser cancerígeno.

Hacer de chef es cuestión de dedicación, tiempo y cariño. Aunque, si desea una carne a las brasas en su punto, no dude en solicitarla cuando visite algunos de los Hoteles Meliá Internacional.

Fuente: En buenas manos