Prepara una rica lasaña de pavo

Esta es una rápida alternativa para preparar lasaña: relleno de verduras y dados de pavo.

Muchos pueden pensar que preparar una lasaña puede ser engorroso, pero se equivocan. Los tres pasos principales son preparar el relleno, preparar las láminas y hornear. En esta oportunidad, te mostramos una alternativa con bechamel, dados de pavo y verduras.

Ingredientes

  • Un calabacín
  • Unaberenjena
  • Un puerro
  • Una cebolla
  • 2 tomates
  • Una manzana
  • Una pizca de sal
  • 2 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
  • 100 g de dados de fiambre de pavo
  • Láminas de Lasaña

Para la salsa bechamel:

  • 1 cucharada de aceite de oliva virgen extra
  • 25 g de mantequilla
  • 60 g de harina
  • 450 g de leche entera
  • Sal
  • Queso para gratinar al gusto

Cómo preparar una lasaña de pavo

En primer lugar, pica la cebolla y el puerro en trozos pequeños. Pon el aceite en una sartén y, cuando esté caliente, ponlos a freír. Mientras tanto, pela y pica la berenjena y el calabacín y luego ponerlo cinco minutos en agua hirviendo con un poco de sal. Luego, escúrrelos en un colador y agrégalos a la sartén, donde se terminarán de hacer.

Luego, escalda los tomates en agua hirviendo por 30 segundos para que la piel salga sola. Pícalos y ponlos en un colador para que escurra su jugo. Incorpóralos a la sartén y añade azúcar.

Inmediatamente, pela la manzana, rállala e incorpórala a la sarten y deja cocer por 5 minutos para que se mezclen los sabores. Por último, añade los dados de pavo.

Por otra parte, coce las láminas según las instrucciones del fabricante y déjalas secar encima de un paño de cocina limpio. Mientras, para hacer la salsa bechamel, pon mantequilla en una cacerola y el aceite de oliva virgen extra, cuando estén calientes, pon la harina y dale vueltas hasta que se tueste ligeramente. Añade la leche templada y la sal, dando vueltas con unas varillas hasta que espese. Prueba y reserva.

El montaje de la lasaña es muy fácil. En una fuente de vidrio pon una capa de bechamel y, a continuación, una lámina de lasaña y parte de otra hasta cubrir el huevo del que dispones. A continuación, una buena capa de verduras, lasaña y bechamel. Repite el proceso hasta cubrir la fuente y echa el queso para gratinar a gusto.

Fuente: Webosfritos.es