Conoce lo fácil que es preparar lomo de cerdo a la parrilla

El lomo o solomillo de cerdo es baja en grasas y alta en proteínas. En esta oportunidad te enseñamos a prepararlo a la parrilla, pudiendo acompañarlo con lo que quieras: papas, ensaladas, arroz o incluso en un sándwich.

Asar el lomo de cerdo es fácil y el resultado que obtendrás es una carne suave y apetitosa. Un simple adobo es todo lo que necesitas para transformar el aburrido cerdo asado en una excitante cena perfecta para cualquier ocasión. El solomillo de cerdo es verdaderamente la “otra carne blanca”. Es increíblemente baja en grasa, alta en proteínas y es muy versátil. Además de ser cocida a la parrilla, puede ser horneada, frita, guisada, preparada en estofado y frita en una sartén con poco aceite. Las sobras asadas de este corte son un maravilloso complemento para las ensaladas de pasta o, si lo cortas en rebanadas finas, se convertirá en un excelente ingrediente para tu sándwich.

Ingredientes

  • 2 libras de solomillo de cerdo
  • Un cuchillo afilado
  • 1/4 de taza de salsa de soja baja en sodio
  • 1/8 taza de aceto balsámico o de vinagre de vino
  • Una taza de cebolla en cubos
  • Una cucharadita de romero seco
  • 2 dientes de ajo
  • Una cucharada de Dijon o mostaza marrón
  • Una bolsa Ziploc grande
  • Pinzas para asar carne
  • Un termómetro para carne
  • Una parrilla precalentada a fuego medio-alto

Cómo preparar lomo de cerdo a la parrilla

En primer lugar, retira toda la grasa visible del solomillo de cerdo con un cuchillo afilado, colocándolo por debajo de la grasa y cortándola en tiras. Recorta la membrana que recubre al lomo colocando el cuchillo por debajo de la misma y jalando hacia afuera. Después, agrega la salsa de soja, el vinagre, la cebolla, el ajo, el romero y la mostaza en un pequeño recipiente y mezcla bien. Transfiere la marinada a una bolsa Ziploc y añade el lomo. Cubre bien toda la carne y déjala marinar en el refrigerador durante 30 minutos.

Pasado el tiempo, retira la carne de la marinada y colócala en la parrilla precalentada. Cocínala a fuego medio-alto durante 3 minutos. Luego, utiliza las pinzas para darla vuelta y continúa cocinándola de cada lado durante otros 3 minutos. Verifica la temperatura interna de la carne. Debería leerse 165 F o 73,8ºC para que esté bien cocida. Si la temperatura deseada se ha alcanzado, retira la carne y déjala reposar en un plato para cortar durante 10 minutos.

Deja reposar la carne durante 10 minutos, córtala en rebanadas del espesor deseado y sírvela.

Fuente: eHow

Foto: Pork