Ideas para un desayuno rico y bajo en calorías

La importancia del desayuno fresco y sano es vital. Un organismo con alimento, entrega una sensación de bienestar y el catalizador para poner a andar la máquina a las aventuras del día.

Despertar y continuar. Todo bien hasta que pones atención en lo que desayunas, ¿por qué? Energía, nuestro motor para seguir adelante.

No considerar el desayuno implica asaltar algún local por lo primero más dulce que vean nuestros ojos y comerlo como si el mundo fuera acabar. Esto ocurre por la falta de azúcar inicial en el cuerpo, y no haber ingerido ningún alimento desde que fuiste a encontrarte con Morfeo el día anterior.

La importancia del desayuno fresco y sano es vital. Un organismo con alimento, entrega una sensación de bienestar y el catalizador para poner a andar la máquina a las aventuras del día.

¿Qué comer en el desayuno?

Quinoa

Un cóctel de proteínas para comenzar el día. Mezclarla con frutas frescas, frutos secos o agregarla a la realización de panes, queques o un salteadito que acompañe la primera comida de la mañana. Aporta una buena cantidad de fibra y la rica sensación de saciedad. Hacer de la quinoa una aliada resulta fundamental.

Leche de Almendras

Una deliciosa alternativa para evitar las grasas de la leche animal. Una taza de leche de almendras sin endulzar contiene sólo 35 a 40 calorías. Esta rica preparación se puede acompañar con café o incluir en algún batido. Un dato que la hará su favorita: mantiene las propiedades de la leche común: vitamina D y el calcio.

¿Verduras al desayuno?

Arriésgate e inténtalo. Las espinacas tienen la fama nutritiva por excelencia-rica enfibra, vitaminas solubles en grasa y muy bajas en calorías-  entonces, qué estamos esperando para incorporarlas al desayuno. Una idea: pícala y la mezclas con unos huevos revueltos, o agrégalas a tu batido de frutas con yogur. Una pizca de verde en el desayuno, también es un beneficio que tu organismo agradecerá.

espinacasdesayunook-1.jpg

Cítricos

Arriba los cítricos…y la vitamica C. Disfrutar de un pomelo o naranja por la mañana es una alternativa baja en calorías, un detonante del metabolismo y nos da una mano con la quema de grasas. ¿Bien? ¡Excelente! Limpia tu cuerpo con estas deliciosas frutas.

Pan Centeno

Más fibra, más saciedad. Consumir, de preferencia, pan centeno, es una rica alternativa para un desayuno con buenos toques de sabor, sin recurrir a los alimentos grasos y pesados. Según el sitio web Vivir Salud, hay estudios que certifican que las personas que consumen este pan tienen menos hambre durante un periodo de 8 horas.

Entérate de más alternativas en Vivir Salud

En Sabrosía, Cómo hacer Pan Centeno

Fuente: Vivir Salud

Foto: toxickore – lablasco (cc Flickr)