Mantén tus opciones vegetarianas en los restaurantes de cadena

¿Tienes una reunión social y no quieres elegir entre tu estilo alimenticio y la convivencia social? ¡Aquí algunos tips rápidos!

En realidad, tengo que confesar que hasta hace poco no sabía mucho de comida ni tenía el paladar abierto a muchas sensaciones deliciosas. Todo eso lo aprendí de uno de mis mejores amigos de todo el mundo. Y no porque sea un gran sibarita, aunque está cerca. Más bien, me enseñó mucho por ser vegetariano de nacimiento y por razones espirituales.

Por lo que su vegetarianismo es mucho más que, bueno, hoy me salto la dieta. En realidad podría ser cuestión de vida o muerte. Así que aprendí bastantes cosas mientras pasábamos tiempo juntos, salíamos a comer. Aprendí el verdadero sabor y valor de las verduras. A apreciar cada bocado y a siempre estar abierta a probar cosas nuevas (de comida y de otras cosas).

Y a pesar de que todo aquello tuvo un apoyo increíblemente positivo en mi vida, siempre era un problema a la hora de salir con un grupo más grande, porque siempre terminábamos en un gran restaurante de cadena donde las opciones son un poco más limitadas para los vegetarianos y veganos. Aunque, es justo decir que esta tendencia está cambiando y ya muchos restaurantes de cadena tienen una opción vegana/vegetariana como parte de su menú.

Pero si sucede que no, siempre hay algunos tips que pueden aplicar.

El primero es pedir desde el inicio los platillos sin carne. La mayoría de los grandes restaurantes de cadena, estilo Casual Diner, tienen estrictas normas en contra de la contaminación cruzada. Lo cual quiere decir que hasta el plato final, los alimentos no tocan los mismos utensilios hasta el platillo final, incluso son guardados en sitios diferentes. Todo se hace con mucho cuidado para que no se transfiera nada de las carnes a los vegetales y viceversa.

Por lo tanto, si pides algún platillo del menú sin la proteína, habrá sido preparado sin tocar carne o utensilios donde esta se prepara. Esto abre un montón más de opciones en el menú de pastas y ensaladas. Esto te ayudará si el restaurante que visitas no tiene ninguna opción vegetariana.

Yo sé de antemano que muchos vegetarianos no van a tener uno de estos restaurantes en su lista de preferidos, pero siempre hay ocasiones en las que no habrá mucha opción. En este caso, siempre pueden aplicar este truco sin preocuparse.