Prepara unas deliciosas crepas poblanas

Un plato fuerte para encantar a todos los papas en su día.

La fusión de cocinas a veces trae cosas maravillosas a nuestros paladares. Puede que unas crepas no sean como las tortillas, que se les puede poner absolutamente de todo, y aún así van muy bien con algunos toques de la cocina mexicana. Este es el caso de las crepas poblanas, que con esa crema de chile poblano quedan absolutamente espectaculares. Un platillo especial que pueden preparar para consentir a quien más quieran.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 16 crepas, puedes consultar nuestra receta aquí.
  • Opcional: un poco de betabel rallado y frito para decorar.

Crema Poblana

  • 1 lata de leche evaporada
  • 6 chiles poblanos
  • 1 cucharada de mantequilla
  • Una cucharadita de caldo de pollo en polvo
  • 1 cucharada de maicena
  • 2 tazas de leche

Pollo:

  • 1 pechuga de pollo cocida
  • 250 gr Champiñones
  • Una ramita de Perejil
  • 1 cebolla
  • Un diente de ajo finamente picado
  • Aceite de Oliva

Cómo hacer crepas poblanas

Lo primero es tener lista la crema. Para eso, primero se fríen los chiles en la estufa, directamente sobre el fuego. Se ponen en una bolsa de plástico con un poco de agua, para que suden y se puedan pelar. Después de pelarlos, se deben desvenar, quitando la patita y las semillas. Luego se cortan en rajas y se sazona el ajo y la cebolla, una vez que acitronen, se sacan del sartén y se pasan a la licuadora. En el mismo sartén se sofrien un poco las rajas. Una vez listas, se pasan a la licuadora junto con la leche y se muelen.

Una vez integrada la mezcla, se cuela la crema y se vacía en una olla con un poco de mantequilla, y se calienta a fuego lento. Se le agrega una cucharada de maicena y el caldo de pollo y se mueve para que no se pegue.

Para el relleno de nuestras crepas, hay que tomar todos los ingredientes que acompañan al pollo y se sazonan con aceite de oliva, comenzando por la cebolla y el ajo y agregando todo lo demás. Una vez que tengan un aroma uniforme, retíralos del fuego y déjalos aparte.

El último paso es poner el pollo dentro de la crepa y cubrirlo con la salsa. Tendrán una combinación exquisita y elegante, que además, seguro a papá le encantarán.