Crema de calabacín

Una crema ideal para el verano y para el invierno para disfrutar con la familia y aprovechar las bondades del calabacín, especialmente cuando se trata de cremas.

Hoy tocaba una receta tradicional como pocas, la crema de calabacín. Muy sencilla pero sobre todo práctica ya que nos sirve tanto para la temporada de verano como para el invierno.

La forma de elaboración que os enseño hoy es la más clásica de una crema. Pero podéis hacerle todas las variaciones que se os ocurran.

Tiempo de elaboración | 30 minutos
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 800 g de calabacín
  • 1/2 cebolla
  • 500 ml de caldo de ave
  • 100 ml de nata
  • 25 g de mantequilla
  • Pimienta
  • Nuez Moscada
  • Sal

Elaboración de la crema de calabacín

Limpiamos los calabacines, los pelamos y cortamos en rodajas. Y la cebolla la cortamos en trozos.

img6057660x550.jpg

En una cazuela ponemos la mantequilla a derretir y la cebolla y los calabacines. Lo sofreímos durante unos 15 minutos hasta que empiece a coger color dorado el calabacín. Añadimos el caldo y dejamos hervir durante unos 20 minutos.

img6062660x550.jpg

Al finalizar la cocción de los calabacines los escurrimos, conservando el caldo por si hiciese falta, y lo trituramos. Añadimos la nata, ponemos a punto de sal, pimienta y nuez moscada.

Consejos y sugerencias

La crema de calabacín es una una crema aromática y con mucho sabor gracias a la nuez moscada.Pero se le pueden añadir otras espacias, como unas bayas de cilantro lo que le aportará un sabor muy fresco.