¿Cuánta proteína es la adecuada para ti?

Puede que nunca te hayas detenido a considerar si consumes suficiente proteína, o de dónde viene. Pero es una reflexión necesaria si quieres ponerte en forma o cambiar tu estilo de alimentación.

En lo que respecta a la proteína, por todos lados tenemos un montón de voces contradictorias. “¿Eres vegetariano/Vegano? ¡No! ¿De dónde vas a obtener tu proteína?”, o el clásico,”Si vas a empezar a hacer ejercicio necesitas muchísima más proteína para hacer más músculo…”. Como en muchas áreas de la nutrición, todo mundo tiene una opinión.

¿Qué es lo óptimo? Pues si nos remitimos a la ciencia, 30% de tu consumo calórico debería de provenir de las proteínas. A ese nivel no tienes que preocuparte por deficiencias y te aseguras de que estás recibiendo suficientes nutrientes para perder grasa al mismo tiempo que mejoras la salud de tu corazón.

Las funciones de la proteína son importantes. Por ejemplo, cuando tienes hambre, tu cuerpo te pedirá carbohidratos para compensar el azúcar perdida en la sangre. Lo que sucede es que cuando comes demasiados carbohidratos, tu cuerpo necesita producir una sustancia llamada Glucagon, que es el yang de la insulina.

Mientras que la insulina se lleva el azúcar de la sangre y lo empuja hacia el músculo y células grasas, el glucagón hace que las células grasas liberen la grasa almacenada en el torrente sanguíneo, donde se proporciona el combustible para los músculos, el cerebro y todo lo que necesite energía. De todos los alimentos que puedes comer, la proteína es la más eficiente para tu cuerpo: Controla la insulina y ayuda a quemar la grasa.

De dónde obtengo la proteína

Aunque normalmente cuando pensamos en este nutriente en automático pensamos en carne. Pero hay otras fuentes importantes para la misma, por ejemplo:

  • Lentejas, 18 gramos de proteína por cada taza
  • Garbanzos, 12 gramos / taza
  • Los frijoles negros, 15 gramos por taza,
  • Nueces y mantequilla de nueces
  • Tofu, 11 gramos por 4 oz
  • Quinoa, 9 gramos por taza
  • Otras legumbres
  • Granos
Así que complementando un poco de proteína, de cualquier tipo en cada comida, te puedes asegurar de que estás obteniendo suficiente. Trata de incorporar algunos elementos que no sean sólo carnes para obtener todo lo mejor de las proteínas. Y lo más importante: sin exagerar. Nada es bueno en exceso.

Fuente: Livestrong