Planear tus comidas saludables, cómo y por qué

¿Planeas tus comidas en la semana? ¿Podría ayudarte a hacer una diferencia?

Cuando quieres empezar una dieta y una vida más saludable, lo que los nutriólogos más recomiendan es que pienses qué tanto tiempo quieres dedicarle a tu rutina de ejercicios y a planear lo que vas a comer en la semana. Y que, en realidad, de ese tiempo, le dediques más tiempo en planear tus comidas diarias que a hacer ejercicio. Y esta es la mejor opción.

No sólo te aseguras de que tus comidas estén variadas, sino que estén balanceadas de acuerdo a tus necesidades. Pero no comencemos a asustarnos. Primero lo primero, si entre semana vives a las carreras, ¿no te sería más práctico tener listas las comidas de la semana?

A final de cuentas, si comes en la calle todo el tiempo, no sólo es complicado mantener las porciones adecuadas, sino que es además un mayor golpe a tu bolsillo. Aquí hay algunos sencillos consejos que te ayudan a balancear mejor tus comidas y a planear mejor lo que comes.

1.Cuida las porciones

Recuerda que el tamaño de la carne no debe ser mayor que el de la palma de tu mano. El resto de tu plato se debe llenar con verduras, pasta, legumbres, etc.

2. Busca todos los colores del arcoiris

Dejemos de complicarnos con vitaminas y minerales y cuentas de calorías. Busca que en tu plato haya todos los colores. También no te inclines demasiado hacia un lado, por ejemplo ten cuidado con el número de tortillas que consumes. De igual manera, lo puedes aplicar para los tipos de carne, y tener un día vegetariano a la semana es algo que puede ayudar bastante a tu corazón.

3. Organiza lo que vas a comer un día a la semana

Así sabes exactamente qué comprar, gastas y desperdicias mucho menos, además de que te ahorras las vueltas adicionales.

4. Elige mejor

Las verduras, siempre son mejores frescas que cocidas, y siempre es mejor a la parrilla que frito. Hacer algunas cuantas elecciones inteligentes es lo que logra una gran diferencia.