Cocina Mapuche: sabores de la tierra

Conocer las cocinas de distintos lugares, cómo funcionan, qué usan, es también mirar las raíces y adentrarse en la cocina de pueblos originarios. Con el pasar del tiempo iremos conociendo los secretos, compartiendo con ustedes saberes y encuentros con esta cocina que desde la tierra nos entrega los más ricos y naturales sabores.

Así como la cultura  mapuche, en Chile y parte de Argentina,  tiene una base fundamental adscrita a la tierra, su cocina toma los olores, aromas y bondades de la misma. En ella se pueden encontrar semillas cereales, verduras, una armonía de ingredientes que traducen la identidad de un pueblo a través de su sabor.

La “gente de la tierra” vive en el sur, en el norte, hacia la cordillera, hacia el mar y en cada uno de estos lugares hay preparaciones que se acentúan y otras que cambian según lo que la tierra aporte. Hay un proceso de encuentro y valoración de la propia cultura a través de la comida, lo cual se traspasa por generaciones, compartiendo la magia y la sabiduría de las recetas de la tierra.

En Sabrosía queremos compartir este saber, fomentando su exquisita historia, y aún más, mejor sabor. Muchos de sus ingredientes son utilizados a diario por nosotros, además de ser parte de las cocinas del mundo.

Para empezar comentaremos de un condimento que ya es parte de muchas rutinas a la hora del almuerzo: el merkén. Ese aderezo rojo que acompaña todo tipo de alimentos; ensaladas, carnes, pollos, salteados de verduras y, los más gourmet, postres, porque su calidad hace maravillas en el paladar, otorgando un toque especial. Según los entendidos se prepara con semillas de cilantro, ají y otros productos étnicos los cuales todos unidos conjugan en un sólo resultado, sabroso, picante, colorido.

¿Qué se necesita para hacer Merkén?

En la cultura mapuche cada familia preparara su merkén, con el cuidado y delicadeza que merece los ingrediente de la ñuke mapu (Madre tierra en mapudungún).  Este condimento contiene ají de cacho de cabra, que pasó por un proceso de secado y ahumado antes de ser utilizado para estos fines, sal, semillas seca y tostada de cilantro  y orégano.

Fresco se consigue en mercados, ferias y lugares orgánicos. Cuidado al adquirirlo, porque a veces dice ser merkén, pero lo que tiene dentro dista mucho de ese aroma a picante y hierba.

Usarlo en la mesa diaria no es un problema. Si es su primera vez, vaya agregándolo de a poco a sus recetas y platillos, desde acá le aseguramos que no se arrepentirá.

¿Cómo incorporas el merkén en tus comidas?

Foto: julsOntop (cc Flickr)