Pastas Integrales: razones para preferirlas

Las pastas son encantadoras, siempre. Con una rica salsa que acompañe más un buen vino, son los ingredientes perfectos para comenzar una exquisita conversación. Y con pastas integrales…¿Será mejor?

Son cada vez más requeridas y, por supuesto, cocinadas con diferentes aderezos y acompañamientos. Su nivel de consumo va en aumento y es importante conocer cuáles son las diferencias con la pasta blanca y qué contienen como propiedades. ¿Será tiempo de hacer un cambio?

Se trata de uno de los alimentos más famosos, preparados por grandes y chicos, con valores accesibles al bolsillo. La pasta blanca es la más común, también denominada pasta de harina refinada. Según la publicación de vivirsalud.com, éstas han querido sumar propiedades similares a las pastas integrales enriqueciéndolas con hierro o vitamina B, pero no han podido lograr su objetivo.

Las pastas integrales están hechas de trigo integral, un ingrediente mucho más sano ya que contiene germen y salvado. Para llegar a lo que son pasaron por un procedimiento más extenso que el de sus compañeras blancas, logrando con esto mayores valores nutricionales.

El texto del mencionado sitio sugiere que cuando estemos en el supermercado observemos ambas pastas y comparemos la información nutricional que entregan. Otra forma de estar informados/as de lo que estamos consumiendo.

Beneficios integrales

Las versiones integrales de las pastas son una opción baja en colesterol y calorías. Por eso son las más cotizadas por la alimentación sana, y claro,  si además mejoran el tránsito intestinal, transformándose en las preferidas para quienes desean bajar de peso.

Con una rica carga de vitamina E, fibra, antioxidantes, proteínas y sólo grasas saludables, estas pastas no se definen únicamente como una opción fácil de preparar, también es una fuente de energía y nutrientes para el organismo. Si a esto añadimos que se ha comprobado que media taza de pasta integral cocida podría reducir el riego de contraer enfermedades al corazón, diabetes tipo II, problemas estomacales y cáncer…¡Qué buenas noticias!

Con toda esta poderosa carga de beneficios, las pastas integrales deben estar incluidas en la dieta alimenticia que llevamos, porque de una manera sabrosa aprovecharíamos sus nutrientes, dando un gran empujón a nuestra salud.

Fuente: Vivir Salud

Foto: lablasco (cc Flickr)