10 errores comunes en la cocina (parte 1)

¿Podría ser que estás haciendo alguno de estos?

Soy una de esas personas que tuvo la suerte de irse a estudiar a miles de kilómetros lejos de su casa. Y mientras esto tuvo muchos beneficios, significó alejarme de un día para otro de la comida reconfortante de casa. Lo cual habría estado bien si mi educación culinaria hubiera sido más que quesadillas y sandwiches. Así que muchas de estas lecciones las aprendí por medio de la experiencia. Pero aquí hay algunos detalles que les pueden ayudar a mejorar bastante lo que cocinan.

1. No pruebas mientras vas cocinando

Que puede resultar en que los sabores y texturas no son los mejores al final. En especial si no tienes tanta experiencia en la cocina y eso de los condimentos es un nuevo mundo.

2. No leer la receta completa antes de empezar a cocinar

Puede que te saltes algunos pasos o ingredientes. Los sabores quedan un tanto apagados. Antes de empezar, lee completas las instrucciones.

3. Te relajas demasiado para medir los ingredientes

Que puede traer problemas en cuanto a la textura. No recomendable si no tienes mucha experiencia en la cocina.

4. No dejas que el sartén caliente lo suficiente antes de agregar la comida

El resultado es que la comida se pega, la cebolla no se dora y la carne no tiene sabor. Puede que a veces tengas prisa, pero no es buena idea.

5. Hierves en vez de cocinar a fuego lento

Las cosas buenas, toman tiempo. Sin importar qué tanta prisa tengas, no intercambies estos dos. El resultado es un platillo seco.

6. Haces sustituciones indebidas a la hora de hornear

Lo que puede potencialmente arruinar la química entre los ingredientes. Aunque sólo sustituyas para hacer tu pan un poco más light, si vas a cambiar algo, ve de una cosa a la vez.

7. Suavizas demasiado la mantequilla

El resultado es que la masa queda demasiado aguada y difícil de manejar. Aunque parezca más sencillo, olvídate de poner esas barras doradas en el horno de microondas. Mejor déjalas un rato a

8. Pones demasiados elementos en el sartén

El resultado es que la comida queda seca y no se dora lo suficiente. La comida libera humedad cuando se cocina, por lo que deja espacio para que salga el vapor.

9. Puede que no manejes bien las yemas del huevo

El resultado es que el souflé no se levanta o que no hay espuma cuando las bates. Esto tiene repercusiones en tu receta.

10.Volteas demasiado la comida

El resultado es que interfieres la cocción, la comida se pega y/o pierdes el empanado. Dejar que la comida tome su tiempo es una de las lecciones más difíciles de aprender en la cocina, pero es un lugar donde cuatro gotas adicionales de paciencia.

Fuente: Cooking light