En Corea del Norte hay ganas de beber cerveza

Ninguna situación del entorno social, económico y cultural hará que en Corea del Norte se deje de consumir cerveza, y se disfrute de ella a cualquier hora, promoviendo su producción y un sabor único que envuelve a coterráneos y extranjeros.

Conocida es la pasión de Corea del Norte por beber cerveza. Más allá de las crisis que les pueda afectar, sigue creciendo el fanatismo por esta bebida y nada impide que amigos y amigas se reúnan en torno a una buena jarra de cerveza. Así lo señala una publicación de la BBC que relata cómo un publicista norteamericano, Josh Thomas, radicado en Hong Kong, ha recorrido distintas cervecerías y ha observado cómo, a pesar de muchas veces no tener el dinero suficiente, de igual forma se consume esta bebida.

Según relata Thomas, en Corea del Norte se especializan en cerveza negra, ya que la rubia requiere de horas de refrigeración y, por los constantes cortes de luz que se producen en el país, la especialización es cerveza amarga, ales, la cual no requiere refrigeración; tal proceso, fue inventado en Estados Unidos durante la fiebre del oro en California. Este proceso se conoce como steam.

Este fervor llevó al gobierno comunista a adquirir, en el año 2000, una destilería británica y trasladarla hasta las afueras de la ciudad capital, Pionyang, donde se produce la cerveza más popular del país, la Taedonggang. De sabor amargo, la nombrada marca se distribuye en el país con cuatro tipo de cervezas,  las que contiene un 5% de alcohol.

El publicista, que realizó este recorrido por distintas destilerías artesanales del país, reconoció que su favorita la sirvieron en Paradise, con un sabor amargo  y muy refrescante, esta destilería, al gusto de este consumidor, fue la que lograba un equilibrio en su elaboración y mantenía un buen servicio.

Ninguna situación del entorno social, económico y cultural hará que en Corea del Norte se deje de consumir cerveza, y se disfrute de ella a cualquier hora, promoviendo su producción y un sabor único que envuelve a coterráneos y extranjeros.

Fuente: BBC

Foto: AFP Photos