Cómo cortar ese antojo azucarado

9 tips para no caer ante la seducción dulce.

Científicos Franceses han encontrado que el azúcar es incluso mucho más adictiva que la cocaína. Cuando tomas algo dulce, tu cerebro está muy ocupado liberando dopamina y los opiáceos, sustancias químicas de placer que son altamente adictivas y que desencadenan que quieras más.

¿Nos mantendría felices una dieta a base de dulces o chocolates? Probablemente no. Puede que te den un placer momentáneo, pero a la larga el efecto que tiene lo dulce en nosotros es el de deprimirnos. Estudios del 2002 descubrieron que en países donde la gente consume más azúcar, también tiene más depresión.

Conocemos los efectos negativos del azúcar. Nos hace subir de peso, puede aumentar el dolor, erosiona los dientes, y aumenta el riesgo de diabetes tipo 2, problemas cardiacos y cáncer.

No es sencillo decir que no al azúcar. Estudios de la universidad de Princeton han encontrado síntomas de abstinencia cuando nos proponemos no consumir azúcar, ¿no les ha pasado?

Aquí hay 9 tips para bajar tu consumo azucarado:

1. Come un desayuno completo
O sea, con huevo, y jamon o cereales como la avena (sin pasas). Tan pronto como le pongas miel a tu avena le agregues pan integral a tu huevo, has comenzado a esquivar la azúcar.

2. Come vegetales verdes
Como brócoli, espárragos, espinacas y otros verdes te dan mucha enegría y te dan minerales que ayudan a disminuir tu antojo por el azúcar como el magnesio. Su sabor también ayuda a combatir el deseo de dulces.

3. Evita azúcares artificiales
Estudios demuestran que los refrescos de dieta estimulan los antojos por azúcar real, mientras cuando las consumes, forman grasas más rápido.

4. Endulza con Stevia
Esta hierba, dulce y sin calorías, puede ser usada en tu café, para hacer limonadas, postres, licuados o en delicias horneadas.

5. Toma un poco de sol
La vitamina D nos ayuda a producir Serotonina, una hormona que te hace sentir bien y controla tus deseos de comer dulces.

6. Come grasas,pero saludables
De la mantequilla, nueces, aguacate, salmón y aceite de oliva, te ayudan a estabilizar la azúcar en la sangre, previenen el hambre y estimulan las hormonas que nos ayudan a no sentirnos ansiosos y deprimidos.

7. Consume proteína en cada comida
Muchos vegetarianos tienen problemas con sus antojos azucarados. La carne, el pollo, el pescado y el huevo estimulan tu energía y los neuroquímicos que te reaniman, librando ese deseo de comer algo dulce a media tarde.

8. Toma un poco de té silvestre de Gymenea
Un té simple de esta hierba ayuda a balancear el nivel de azúcar en la sangre mientras que te hará imposible probar algo dulce después de tomarlo. Por ejemplo, un chocolate tendría un sabor soso y grasiento.

9. Duerme 8 horas
La falta de sueño estimula químicos en tu cerebro que te hacen desear el consumir azúcar, además de que suprime la leptina, el químico que te dice que debes dejar de comer.

Puede ser duro, pero traerá muchos beneficios. En especial ahora que se acerca el verano.

Fuente: Knowworthy.