Las 5 razones para incluir el pavo en tu dieta

Este alimento tiene múltiples beneficios para la salud como: la prevención enfermedades, la regulación del sueño y la protección de los sentidos.

Relleno, con salsas o salteado con verduras, el pavo es uno de los alimentos más nutritivos y sabrosos de nuestro menú diario. Pero no solo su sabor es algo que cautiva a sus consumidores, sino también sorprenden sus múltiples beneficios para la salud como: la prevención enfermedades, la regulación del sueño y la protección de los sentidos.

A continuación te damos a conocer cinco importantes razones para que incluyas el pavo en tu alimentación:

1. Es una buena fuente de zinc

Este mineral tiene muchas funciones importantes en tu organismo, tales como colaborar en el correcto funcionamiento de la glándula prostática y el desarrollo de los órganos reproductivos. Además previene el acné al regular la actividad de las glándulas sebáceas, interviene en la síntesis de colágeno, promueve la cicatrización de heridas, es fundamental en la formación de huesos y ayuda a proteger los sentidos del gusto, el olfato y la visión.

2. Te ayuda a conciliar el sueño

Si tienes insomnio o quieres regular tu ciclo del sueño, el consumo de carne de pavo puede ayudarte, ya que contiene triptófano, un aminoácido esencial en la nutrición humana que regula la segregación de serotonina (sustancia vital para regular el ciclo diario del sueño y la vigilia).

3. Es rico en proteínas

La carne de pavo tiene un alto contenido de proteínas, que son imprescindibles para el crecimiento del organismo y realizan una enorme cantidad de funciones diferentes, como ayudar al cuerpo a reparar y producir nuevas células, defender a tu organismo contra infecciones o agentes patógenos e intervienen en la producción de colágeno.

4. Previene el cáncer

El pavo contiene selenio, un elemento químico capaz de disminuir en un 50% el índice de mortalidad en cuatro de los cánceres más frecuentes: pulmón, próstata, colorrectal y mamario.

5. Tiene un bajo contenido graso

A diferencia de otras carnes, el pavo destaca por tener un bajo contenido de grasa y la mayor parte de ella se encuentra debajo de la piel, por lo que tú mismo puedes retirarla fácilmente antes de cualquier preparación.

¿Qué te parece? El consumo de la carne de pavo puede darte deliciosas experiencias culinarias y ser a la vez ser un gran aliado en la protección de tu salud.

Foto: jlastras (cc Flickr)

Fuente: Salud Envidiable