Receta de tortitas con nata

Una de mis recetas de desayuno o de postre preferidas, y creo que la de muchos niños. Tortitas con nata.

Las tortitas con nata son de esos postres que de pequeños comíamos cuando íbamos con mis padres al centro de Madrid al cine. Siempre empezábamos comiendo en un restaurante, después al cine y cuando salíamos merendábamos en una cafetería y pedíamos las tortitas. Así que ahora de mayores está claro que lo mejor es hacerlas en casa y recordar buenas épocas pasadas, además de hacérselas a mis peques. Hoy os dejo la receta.

Tiempo de elaboración | 1 hora
Dificultad | Fácil
Personas | 4

Ingredientes

  • 300 g de harina
  • 25 g de azúcar en polvo
  • 2 huevos
  • 3,5-4 dl de agua leche
  • 1 1/2 cucharadita de levadura en polvo
  • 25 g de mantequilla
  • Esencia de vainilla
  • Para la nata, 500 ml de nata y 50 g de azúcar

Cómo hacer tortitas con nata

En un recipiente batimos ligeramente los huevos y el azúcar, añadimos la tercera parte de la leche. Añadimos la harina mezclándola bien con la varilla y vamos agregando el resto de la leche batiendo con energía, Por último incorporamos las esencias, la levadura en polvo y la mantequilla fundida.

tortitas3660x550.jpg

Por otro lado hacemos la nata montada. Tiene que estar muy fría y lo suyo es hacerla en un bol que meteremos dentro de otro más grande con hielo y agua. Batimos enérgicamente hasta que la nata esté a medio montar. Incorporamos el azúcar y seguimos batiendo hasta que quede bien montado. Reservamos en frío.

tortitas2660x550.jpg

Por últimos hacemos las tortitas. En una plancha no muy caliente y ligeramente engrasada para que la tortita tenga un diámetro de unos 10 centímetros. Damos la vuelta cuando hayan salido unas burbujitas al otro lado y se haya medio cuajado.

Tiempo de preparación | 10 minutos
Dificultad | Sencilla

Consejos y sugerencias

Las tortitas americanas se sirven calientes acompañadas de nata montada azucarada y confituras o siropes. También podemos añadir dos claras a punto de nieve cuando vayan a cocinarse y resultarán mucho más esponjosas. Y podemos sustituir el aroma de vainilla por algún licor para darle toques diferentes. Eso sí, cuando no vayan a comerlas los niños.