Las ventajas de comer coles de Bruselas

Su particular tamaño y un sabor característico es lo que define a las coles de Bruselas o repollitos, que originalmente se cultivó en aquella ciudad de Bélgica. Una rica fuente de vitaminas y las muchas formas de mezclarlas las hace cada vez más atractivas para cocinar.

Desde la familia de las Crucíferas se desprende esta verdura que es prima de algunos conocidos como el rabanito, coliflor y brócoli.

Cargadas de vitaminas A y C, las coles se relacionan en muchas investigaciones con la reducción del riesgo de cáncer, específicamente el de vejiga, mama, pulmón, entre otros. Otra razón para tomarle cariño y hacerla protagonista en nuestra cocina.

¿Quiere saber más? Pues bien, acá una lista de ventajas asociadas a esta verdura. Insistimos, ya es hora de considerarla más.

  • Investigaciones recientes la relacionan con la regulación de la glándula tiroidea
  • Su consumo es también un agente contra el riesgo de enfermedades cardiovasculares
  • Su gran cantidad de fibra ayuda considerablemente a acelerar el metabolismo, y su contenido en glutamina ayuda a eliminar la acidez y prevenir úlceras y trastornos estomacales. O sea, sólo buenas noticias para el aparato digestivo.
  • Como una superheroína, las coles, actúan en el organismo desintoxicando, aportando antioxidante y con efectos antiinflamatorio. Todos sus nutrientes y vitaminas suman en beneficios al funcionamiento del cuerpo.

Dato estrella: Algunos sitios web señalan que uno de sus beneficios ocultos es reducir los problemas de ronquidos. Sí, tal como lee, por tanto si sufre de este clásico sonido al dormir, ya es tiempo de que incluya coles en su dieta semanal.

¿Cuánto es necesario consumir para incluir tantas buenas noticias al organismo?

Para disfrutar de todas estas ventajas es necesario consumir coles dos o tres veces por semana, considerando una taza o taza y media de esta noble verdura verde.

Importante es cocinarlas al vapor y así no perder ninguna de las ya nombradas cualidades.

La invitación a sumar salud comiendo coles está hecha. ¿Te animas?

Fuente: Vivir Salud
Imagen: Johnshu01 (cc Flickr)